Denuncia

La isleta reclama alumbrado público

Sus habitantes afirman que hay muchas luminarias que no encienden

Bardo Villa
Por Bardo Villa Lunes 04 de Febrero de 2019
  • La isleta reclama alumbrado público. Foto: Matías Rodríguez

    La isleta reclama alumbrado público. Foto: Matías Rodríguez

Angostura, Sinaloa.- La Isleta es una comunidad de Angostura, ubicada entre San Isidro y Capomos, donde se vive muy a gusto, pero por las noches da miedo salir a la calle, ya que carece de alumbrado público.

La señora Raquelina Inzunza Camacho comenta que el carro recolector de basura entra al pueblo cada ocho días, pero en ocasiones lamentablemente falla en su ruta y la gente se desespera y empieza a tirar sus desperdicios donde mejor le parece, pese a generar contaminación y dar pie a que se inicien los llamados basurones clandestinos.

En cuanto al agua potable se refiere, el suministro del vital líquido en las casas actualmente se da en óptimas condiciones.

Donde la situación sí está algo crítica es en el alumbrado, pues son muy pocas las lámparas de las calles que encienden, incluso hay luminarias que a ratos prenden pero ya luego, por diferentes motivos, se apagan y ya no vuelven a encender.

“Hay muchos postes en el pueblo que ni lámparas tienen y pues así da miedo salir a la calle en las noches, y hay veces que se ofrece ir a mandados pero así no se puede. Ni patrullas de la policía entran para acá, rara vez se ven rondines de vigilancia y vaya que en ocasiones se necesitan, ya que hay muchachos que se destrampan y merecen un jalón de orejas para que se controlen y no lleguen a ocasionar algún daño.

La comunidad es muy tranquila, se tienen como 60 casas, pero hay veces que la plebada anda alborotada en las motos y pues hace falta que los controlen.

Si la gente de La Isleta se llega a enfermar pues para atenderse tiene que ir a Angostura o a Guamúchil, ya que estamos en medio de los dos municipios y para donde arranque hay doctores y seguros.

Habían dicho que en Capomos iban a hacer un Centro de Salud, pero creo que eran mentiras pues no hay nada todavía.

Los niños del kìnder estudian aquí en La Isleta, los más grandecitos, los de primaria, van a Capomos, también ahí van los de la telesecundaria. Aquí lo que le pedimos a las autoridades es que mejore el alumbrado, pues es lo que más falla”, comenta Raquelina. 

Comentarios