Denuncia

Piden mayor vigilancia, los robos van en aumento

Ni la iglesia se salvó de los amantes de lo ajeno, entraron a robar y se llevaron el cableado eléctrico y un aire acondicionado

Marisela Jolie
Por Marisela Jolie Lunes 04 de Marzo de 2019
  • Ejido  Rosendo G . Castro. Foto: Carlos Paulino Fonseca

    Ejido Rosendo G . Castro. Foto: Carlos Paulino Fonseca

Habitantes del ejido Rosendo G. Castro exponen que los robos a sus domicilios van en aumento, exigen mayor vigilancia y freno a la delincuencia porque aseguran que muy pocas veces se observa a una patrulla rondando por el lugar. 

Señalan que los ladrones son personas adictas al alcohol o algún tipo de droga y que temen por su seguridad.

“Hay muchos ratas, son drogadictos y les tenemos miedo; se meten a robar a plena luz del día, ya robaron en la mayoría de las casas, se llevan lo que se encuentran”, indicó Lola Ayala. 

Únete a nuestro chat en WhatsApp: 

Robos en aumento

Manifiestan que hace poco los amantes de lo ajeno se robaron un aire acondicionado y el cableado eléctrico del templo de la localidad.

“Ni la iglesia, ni a Dios respetan, se metieron y se robaron el cableado y un aire, no es justo que con tanto sacrificio se compran las cosas, y los rateros, desesperados por comprar su droga, nos dejan sin nada”, expresó Karla Flores.

Rehabilitación de calles

Asimismo, solicitan la rehabilitación de las calles del ejido y el relleno de sus patios porque refieren que en temporada de lluvias, el agua inunda sus hogares. 

Foto: Carlos Paulino Fonseca

“Cuando llueve es una batalla, los patios están hundidos, se forman lagunas de agua, se encharcan, necesitamos tierra para rellenarlos”, dijo Carlos Pérez.

Un grupo de madres de familia del ejido solicitan la construcción de una techumbre en el preescolar Martín González Vázquez para que brinde sombra a sus hijos durante el recreo; también exponen la falta de áreas verdes para su esparcimiento.

“Nos dan lástima los niños, más en tiempo de calor porque no tienen sombra para jugar y tampoco hay árboles”, refirió Gabriela Gómez.

En el lugar solo existen, un preescolar y una primaria, por eso demandan la construcción de una secundaria para evitar que los estudiantes acudan a otro lugar, lo que implica gastos y riesgos.  

“En secundaria todavía están chicos para que anden solos en camión, además que es más gasto para nosotros pagar pasaje a diario, y les puede ocurrir un accidente en el camino”, puntualizó Arely López.

Sin atención médica

Cabe señalar que en el ejido los habitantes no cuentan con atención médica, por lo que deben trasladarse a Topolobampo o a Los Mochis ante alguna urgencia.

“Aquí la mayoría somos de escasos recursos, no tenemos carro para movernos, y cuando ocurre una urgencia tenemos que acudir hasta Topo o a veces a Mochis, andamos pidiendo raite, o pagamos taxis, necesitamos un dispensario o un centro de salud para que nos atiendan”, agregó Denisse Castro. 

 

TAGS

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: