Famosos

El amarillito, sobre el ataúd de Jorge Valenzuela, siempre

En los funerales del cantautor sinaloense, su querido instrumento estaba en silencio

<nt:author-name/>
Por La Sirena Lunes09 de Julio de 2018
  • Jorge Valenzuela ya descansa en paz. Foto: Instagram de Jorge Valenzuela

    Jorge Valenzuela ya descansa en paz. Foto: Instagram de Jorge Valenzuela

Jorge Valenzuela fue sepultado durante la tarde de este lunes, en Culiacán. Sus restos ya descansan en su última morada.

 

Presentando #LosDichos @jesusojedaysusparientes @univision34 @yarel_ramos ������

Una publicación compartida por Jorge Valenzuela (@jorgevalenzuelaoficial) el

 

Con la música de la banda sinaloense, Jorge Valenzuela,  quien perdiera la vida en un accidente automovilístico la madrugada del pasado domingo en su natal Culiacán, Sinaloa, fue despedido.

 

✌���������� #Cln

Una publicación compartida por Jorge Valenzuela (@jorgevalenzuelaoficial) el

 

Durante los funerales de Jorge Valenzuela, quien fuera el baterista del fallecido cantante, el “Compa Gus”, publicó una fotografía demás muy emotiva. Se trata de una foto donde se puede apreciar un acordeón de color amarillo sobre el ataúd donde reposaban los restos mortales del cantante.

Dicho acordeón amarillo era muy apreciado en vida por Jorge Valenzuela.

El “Compa Gus” escribió en su post:

Pues mire viejo, déjeme decirle que fue un honor haber compartido el escenario con usted, fue una grande persona que nunca se le olvidará."

 

Qué descanse en paz mi compa, donde quiera que esté lo extrañaremos”, manifestó el “Compa Gus”.

La historia del acordeón.

En un video publicado por “Uforia Music” en su canal de Youtube se puede apreciar cuando Jorge Valenzuela explicó a detalle lo que significa para él la música.

Además, hablaba de sus comienzos en el mundo del norteño banda, así como del cariño que le tenía a su acordeón amarillo.

 

Mi Amarillito�� #El9-9 ������‼️

Una publicación compartida por Jorge Valenzuela (@jorgevalenzuelaoficial) el

 

Me gusta mucho este acordeón, es un acordeón de dos tonos. Me lo regaló un buen amigo de Sinaloa, me dijo: ‘escoge el color’ y lo mandé pedir amarillo. Duraron como un año haciéndolo.

Comentarios