Gatos y Perros

Consejos para convivir mejor con tu gato

Por todos es bien sabido que los gatos tienen un caracter especial, son independientes y a veces antisociales

<nt:author-name/>
Por La Sirena Sábado17 de Agosto de 2019
  • Consejos para convivir mejor con tu gato. Foto temática Pixabay

    Consejos para convivir mejor con tu gato. Foto temática Pixabay

Por todos es bien sabido que los gatos tienen un caracter especial, son independientes y a veces antisociales. Sin embargo no es imposible que podamos vivir con ellos, pues al final resultan ser excelentes mascotas, y para que logres llevarte bien con tu gato te pasamos algunos consejos.

Trata de no utilizar tus pies para jugar con tu mascota, lo ideal es que, si quieres pasar un rato agradable con él, utilices juguetes especiales para gato.  

Lee también: Cómo prepararme para la llegada de un gato a casa

No le tires con el juguete, mejor arrojalo en una trayectoria que se aleje del gato para que él pueda correr a “cazarlo”.

No lo eduques con golpes, de lo contrario solo conseguiras que te tenga miedo e intente defenderse, si no logras hacerlo de otra forma es mejor que busques ayuda con expertos.

Si intentas agarrarlo, no le persigas o lo mires fijamente, intenta llamarlo sin gritar, y dale su tiempo, ellos suelen acercarse a las personas más tranquilas. 

Foto temática: PxHere

Lee también: Cómo elegir un buen veterinario para tu perro o gato

Evita arrinconarlo o bloquear su paso cuando intentes acariciarlo, eso solo lo asustará, deja que él se acerque a ti y cuando lo haga dale una buena sesión de mimos.

Si está descansando ni se te ocurra molestarlo, para un gato es muy importante su descanso.

Si le encuentras haciendo sus necesidades no lo molestes, podrías traumarlo y hacer que deje de usar su arenero con tal de estar tranquilo.

Por nada del mundo intentes jalarle la cola es super delicada e intentará defenderse de inmediato, además con ella se comunican y mantienen el equilibrio.

No le rasques la barriga, las patas o la cola, mejor ve directo a la zona delante, detrás de las orejas o debajo del mentón. 

Lee también: Cómo saber si mi gato tiene fiebre

No lo cojas en brazos sin haberte asegurado antes de que le gusta que lo levanten, si lo haces evita tomarlo por la piel del cuello, sobre todo si es adulto.

No lo intentes tranquilizar si de repente aplana las orejas, empieza a bufar o gruñir, mientras da latigazos con la cola.

Comentarios