Gatos y Perros

Él es Óscar, el gato que predice la muerte

Muchas personas aman al felino por su capacidad de predecir cuando alguien va a morir y otras tantas personas le temen por la misma razón

<nt:author-name/>
Por La Sirena Miércoles 01 de Noviembre de 2017
  • Foto temática

    Foto temática

Óscar es un peculiar gato al que muchos aman y otros temen por su capacidad de predecir el día de muerte de enfermos en fase terminal desde hace más de dos años.

Un trabajador del geriátrico lo encontró abandonado en la calle y lo llevó al hospital, donde es habitual la compañía de animalitos en dichas residencias, pues su presencia ayuda a los ancianos a no sentirse solos y les ofrecen una distracción, más aún en el tercer piso, donde enfermos de Alzheimer y demencia senil parecer ser estimulados por la presencia de las mascotas.

La presencia de Óscar no pasa inadvertida en el geriátrico, su popularidad no se debe a su trato con los ancianos ni a ser tan cariñoso como la mayoría de los gatos, al contrario, él es ligeramente reacio a las caricias, prefiere la independencia y moverse “por donde le venga en gana”.

Sin embargo su don es algo misterioso, es capaz de predecir la muerte, durante estos años ha podido vaticinar la muerte de más de 25 ancianos horas antes de que murieran.

foto: Blogspot

"Óscar no se equivoca. Parece que sabe cuándo los pacientes están a punto de morir", dice David Dosa, el médico que publicó un estudio sobre Óscar en The New England Journal of Medicine.

Óscar es holgazán y le gusta que lo alimenten, pero desde que llego al hospital de Estados Unidos tiene un trabajo: todos los días recorre los pasillos de la tercera planta y entra a las habitaciones de los enfermos terminales.

Recorre el cuarto y si no percibe la presencia de la muerte, por muy mal que se encuentren las personas no les hace caso, los mira, olfatea alrededor y se va. Pero si la muerte está por llegar al paciente Óscar sube a la cama del enfermo, lo huele, se acurruca junto a él y ronronea. Ahí permanece hasta que el paciente fallece.

 

 

"El gato siempre se las arregla para aparecer y siempre lo hace en las últimas horas", explica Joan Teno, doctora del geriátrico.

Al principio, los médicos pensaron que se trataba de una casualidad. Pero ahora, cuando descubren a Óscar ronronear cerca de un paciente, las enfermeras llaman a los familiares.

Algunos parientes quieren que Óscar se quede con ellos, ya que creen que su presencia reconforta a unos moribundos que hace tiempo que dejaron de saber dónde estaban. Otros, sin embargo, piden que el gato agorero sea desalojado. Y entonces, Óscar se pone hecho una furia: maúlla, araña la puerta de la habitación, se pasea arriba y abajo sin alejarse del lecho de muerte. Invariablemente, esté fuera o dentro, cuando el paciente expira, el felino se retira.

 

 

Comentarios