Gatos y Perros

Félicette: la única gata que viajó al espacio

Una iniciativa busca rendirle honor para que su obra no pase desapercibida

Mariana Ley
Por Mariana Ley Sábado 11 de Noviembre de 2017
  • Imagen ilustrativa/Pixabay.

    Imagen ilustrativa/Pixabay.

Félicette tiene una historia muy parecida a la de Laika, la primera perrita astronautra, al tratarse de una gata que fue recogida de las calles parisinas para ser enviada al espacio.

Pero, desafortunadamente, muy poco se ha dicho sobre la historia de Félicette, pues otros perros, monos y chimpancés de los años 60 han sido mayormente reconocidos.

La misión de esta "gata espacial" funcionó, al igual que las anteriores, como prueba para que los humanos se animaran a viajar al espacio exterior, ya que ella logró sobrevivir.

Se trata de la iniciativa de Kickstarter, que intenta reconocer la misión de esta gatita, para que deje de pasar desapercibida, pues también fue importante lo que con ella se comprobó.

Este es un sitio web de financiación colectiva para diversos proyectos creativos como películas independientes, música, periodismo, videojuegos e incluso proyectos relacionados a la comida, entre otros más. 

Félicette ha sido el primer y único felino que ha viajado al espacio; fue lanzada el 18 de octubre de 1963 en un cohete Véronique AG1, y recorrió alrededor de 157 kilómetros sobre la tierra, donde experimentó la ingravidez. 

Este cohete, con ella dentro, se elevó hasta seis veces la velocidad del sonido y la expuso a 9.5 G de fuerza. La fuerza G se basa en la aceleración que produce la gravedad de la Tierra en cualquier objeto.

Quince minutos después de su lanzamiento, la gata regresó sana y salva a la Tierra, después de ser lanzada en un paracaídas integrado en su cápsula espacial, de forma segura. 

"En los últimos 54 años, la historia de la primera y única gata en ir al espacio ha sido olvidada en gran parte..."

"... ella merece un memorial apropiado: el primer chimpancé en el espacio está enterrado en el Salón de la Fama del Espacio Internacional; el primer perro en el espacio está inmortalizado en bronce; el primer gato no tiene nada", dice la pagina de Kickstarter.

Esta valiente gatita fue seleccionada de entre otros 14 felinos por el programa espacial francés, bajo el objetivo de entrenársele en vuelo espacial.

Aunque su participación claramente no fue voluntaria, en su momento fue todo un suceso para Francia, misma que pudo participar en la carrera espacial, todo gracias a Félicette.   

Con información de Milenio. 

Comentarios