Gatos y Perros

La curiosa historia de los 37 gatos carteros de Bélgica

El servicio postal ha echado mano de diferentes medios para lograr entregar los correos

Yesenia Herrera
Por Yesenia Herrera Sábado 21 de Abril de 2018
  • El servicio postal ha implementado el uso de animales para realizar las entregas. Foto:Pixabay

    El servicio postal ha implementado el uso de animales para realizar las entregas. Foto:Pixabay

Los servicios postales se han valido de varios medios con el propósito de entregar a tiempo sus comandas y para ellos en varias ocasiones se han valido de las capacidades de algunos animales para realizar esta importante labor. 

En Alaska y Canadá fueron muy utilizados los perros que movían y dirigían los trineos en los que se llevaba el correo, de igual manera algunas veces eran utilizados renos.

El servicio postal de Rusia utilizó por mucho tiempo caballos durante los siglos XIII a XIX así como en la antigua Grecia era común el uso de palomas mensajeras.

En la actualidad no nos podemos imaginar tener que esperar incluso varios días para que una persona reciba nuestro mensaje y es que con la creación del Internet la inmediatez se ha vuelto un factor determinante en nuestra vida diaria, pues es lo que ocurría cuando se valían de los animales para las entregas, pues no podían determinar el tiempo exacto en que un paquete llegaría a su destino.

En Bélgica se conoce uno de los casos en los que el uso de animales como “empleados” del servicio postal no fue una de las mejores ideas.

Gato en caja. Foto temática Pixabay

37 gatos fueron usados como medio para repartir el correo en 1879 en una localidad de Bélgica llamada Lieja para lo cual se colocaban alrededor del cuello del minino bolsas impermeables en donde se introducían las cartas que serían repartidas en los pueblos circundantes. 

Sin embargo la mayor desventaja de este método era la posibilidad de que el gato cartero fuera alcanzado por un perro y la carga se perdiera.

Se sabe de una ocasión en que uno de los gatos logró realizar su entrega en menos de cinco horas, sin embargo era una excepción porque generalmente los gatos cuya naturaleza es ser perezosos, parecían no tener apuro en hacer las entregas así como jamás mostraron interés por realizar la labor.

Gatos carteros. Foto ilustrativa Pixabay

Como era de esperarse poco tardaron en darse cuenta de que el uso de empleados gatunos no fue la mejor elección a menos que les interesara que los mensajes llegarán días después de ser enviados, por lo que los 37 mininos fueron despedidos. Información de Planeta Curioso.

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: