Gatos y Perros

Los temblores en los perros y sus factores

Para poder determinar el motivo por el que un perro tiene esta reacción debe prestarse atención a varios detalles

<nt:author-name/>
Por Patricia Pérez Sábado01 de Septiembre de 2018
  • | Imagen ilustrativa/Pixabay

Entre los seres humanos y las mascotas existen reacciones similares. Una de ellas es el temblor. Por lo común, la gente tiembla como reacción al frío, sin embargo, entre los animales puede tener otras razones. 

Lee también: ¿Por qué mi perro no debe lamerme la cara?

A grandes rasgos, existen dos motivos para que se presente el temblor en los perros, los físicos y sicológicos. 

Imagen ilustrativa/Pixabay

Lee también: Ana Bárbara canta Lo busqué, en dueto con su perro

Entre los físicos se encuentran, como ya se dijo, como una respuesta a una temperatura baja. Hay razas que por estética los han llevado a frecuentes baños y recortes de pelo, que los vuelven más sensibles al frío. Esto también es muy común en las razas pequeñas.

También puede deberse a alguna enfermedad que esté causando fiebre o dolor. Entre ellas se encuentran la hipoglucemia, los problemas musculares o neurológicos, el moquillo. 

Imagen ilustrativa/Pixabay

Se presenta en ocasiones como reacción secundaria a algún medicamento, que puede ser recetado o no por el veterinario.

Existen sustancias o alimentos que pueden ser tóxicos para los perros y que les causen envenenamiento. En este caso, además suele estar acompañado de otros síntomas, como vómitos, diarrea o decaimiento.

La edad también es un factor, pues hay razas que conforme envejecen sufren problemas de artritis o dolor localizado en alguna parte del cuerpo.

Imagen ilustrativa/Pixabay

Los sicológicos son miedo o ansiedad ante factores desconocidos para ellos que pueden provocar el temblor. Tal vez para el ser humano pueda haber sonidos familiares, como por ejemplo, ruidos muy fuertes como los fuegos artificiales o los producidos por una tormenta, pero en ocasiones los animales no están acostumbrados a ellos y les pueden provocar estrés.

Otro motivo puede ser cuando se sienten emocionados, por ejemplo, al ver a su amo o cuando tienen ansias de jugar.

Imagen ilustrativa/Pixabay

Entre las razas pequeñas en ocasiones se da por un comportamiento aprendido. Cuando un perro tiembla y consigue una reacción deseada de su amo, entonces le queda entendido que eso es lo que debe hacer para conseguir su objetivo.

Además, entre estas razas hay las que son más propensas a temblar por cualquier motivo, como los chihuahua y los yorkshire terrier, ya sea por miedo, coraje, felicidad por ver a su amo o sentirse acariciado.

Imagen ilustrativa/Pixabay

En cualquiera que sea el caso, el factor más importante es que el dueño observe el comportamiento de su perro para percatarse de cualquiera anomalía y recurrir al veterinario para determinar con certeza lo que esté causando los temblores. 

Con información de: La Opiinión de Málaga y Mis Animales

Comentarios