Gatos y Perros

Matan y cuelgan en un árbol a un perro en la Ciudad de México

El hecho fue reportado mediante redes sociales, ahora un grupo de personas pide cárcel para los autores del crimen canino

<nt:author-name/>
Por La Sirena
  • Foto temática. Pixabay

    Foto temática. Pixabay

Iztacalco.- Un acto de atrocidad hacia los animales se presentó el pasado 2 de febrero en la delegación Iztacalco, en la Ciudad de México; un perrito fue encontrado golpeado y amarrado ya sin vida en un árbol.

El animal tenía múltiples fracturas, entre ellas la columna vertebral, los graves daños causaron la muerte del perro. 

Luego de que a través de redes sociales se reportara el hecho, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México se encargó de retirar el cadáver del animal que había sido amarrado en un árbol en un camellón entre Río Churubusco y Eje 3, en la colonia Granjas México. 

La SSP informó que se revisarían las cámaras de videovigilancia para localizar a los responsables de la agresión. 

Posteriormente la Procuraduría General de Justicia dio a conocer que luego del hallazgo se inició una carpeta de investigación.

La institución mencionó que se persigue el delito de maltrato animal y que en ella participan peritos en criminalística y fotografía, así como a elementos de la Policía de Investigación.

“Además, la Procuraduría capitalina solicitó un informe al antirrábico de la zona y a protección animal para saber si tuvieron conocimiento del hecho”, dijo la PGJ en un comunicado. 

Días después del incidente un grupo de personas ha solicitado, a través de change.org, castigo de cárcel de 4 a 6 años para quien o quienes resulten culpables.

“Pedimos que no quede impune este hecho de violencia, y que la investigación siga su curso hasta encontrar al asesino de este ser viviente, y que esta persona o personas, paguen con todo el rigor de la ley, pueden alcanzar hasta 4 años o 6 años de cárcel”, se puede leer en el portal de firmas.  

Perro queda momificado en un árbol. (Imagen temática). Foto: Pixabay
Imagen temática: Pixabay

Otros maltratos de animales

Hace un mes, una perrita de aproximadamente cuatro meses fue encontrada bajo un cruel estado de abuso sexual, ensangrentada, amarrada y dentro de una bolsa plástica, con un futuro totalmente incierto, en Colombia.

Una ciudadana de nombre Mary Jiménez se encontraba en las gradas de un Instituto Prestador de Salud (IPS), en cita médica, esperando ser atendida, cuando de repente el can llamó su atención y se acercó. 

Mary confesó que se acercó primeramente para ver qué pasaba con el pobre perrito, pensando incluso que el animal podía haberse soltado de la correa de alguien, sin embargo, se percató que tenía un amarre de material plástico en su cuello.

"La miré y tenía sangre en su boquita, le vi las piernitas y estaba destilando sangre, y al alzarle la colita, vi algo tan espantoso. No supe qué hacer", relató. 

La mujer, conmocionada, tomó en sus brazos a la cachorra y la llevó hasta el IPS, y con ayuda de otra joven, la trasladaron en una moto hacia la veterinaria más cercana al lugar; entonces el médico indicó que el estado de salud del animal era delicado.

Por ello, las mujeres decidieron trasladarla de nueva cuenta hacia otra veterinaria en busca de una alternativa, y fue ahí donde se les informó que, en efecto, la cachorra tenía los órganos muy dañados. 

Comentarios