Gatos y Perros

Qué dice la Ley de tenencia de animales potencialmente peligrosos

Establece las características de los animales que merecen la consideración de potencialmente peligrosos

<nt:author-name/>
Por La Sirena Miércoles21 de Agosto de 2019
  • Qué dice la Ley de tenencia de animales potencialmente peligrosos. Foto temática: PxHere

    Qué dice la Ley de tenencia de animales potencialmente peligrosos. Foto temática: PxHere

En diversas ocasiones se han dado a conocer casos extremos donde una animal ataca ferozmente a una persona u otro animal, a lo que muchas personas podrían preguntarse si existe una ley que regule la tenencia de animales potencialmente peligrosos, y la respuesta es que sí, la hay.

La Ley de Tenecias de animales potencialmente peligrosos, Ley 50/1999, de 23 de diciembre, habla la regulación normativa referente a la tenencia, adiestramiento y manejo de animales potencialmente peligrosos, al objeto de preservar la seguridad de personas, bienes y otros animales. 

Lee también: Aportaciones que realizan los perros de asistencia en el área de salud

Establece las características de los animales que merecen la consideración de potencialmente peligrosos, tanto los de la fauna salvaje en estado de cautividad, en domicilios o recintos privados, como los domésticos.

Sin embargo, con respecto a estos últimos, remite al posterior desarrollo reglamentario la relación concreta de las razas, tipologías raciales o cruces interraciales, en particular de las pertenecientes a la especie canina, que por sus características morfológicas, su agresividad y su acometida, puedan suponer una amenaza para la integridad física y los bienes de las personas.

Foto temática: PxHere

Para la obtener una tenencia de animales potencialmente peligrosos, es necesario cumplir con certificados de capacidad física y aptitud psicológica, y la cuantía mínima del seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, ocasionados por los mismos.

Algunos de las razas de perros calificados como potencialmente peligrosos son:

  • a) Pit Bull Terrier.
  • b) Staffordshire Bull Terrier.
  • c) American Staffodshire Terrier.
  • d) Rottweiler.
  • e) Dogo Argentino.
  • f) Fila Brasileiro.
  • g) Tosa Inu.
  • h) Akita Inu.  

También son considerados peligrosos aquellos cuyas características correspondan con todas o la mayoría de las que figuran en la siguiente lista:

  • a) Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • b) Marcado carácter y gran valor.
  • c) Pelo corto
  • d) Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y
  • 70 centímetros y peso superior a 20 kg.
  • e) Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  • f) Cuello ancho, musculoso y corto.
  • g) Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • h) Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado. 

Salvo que se trate de perros-guía o de perros de asistencia acreditados y adiestrados en centros oficialmente reconocidos, conforme a la legislación autonómica o, en su caso, estatal, así como aquellos perros que se encuentren en fase de instrucción para adquirir esa condición. 

Licencia para la tenencia de animales potencialmente peligrosos

La obtención o renovación de la licencia administrativa para la tenencia de animales potencialmente peligrosos requerirá el cumplimiento por el interesado de los siguientes requisitos:

  • a) Ser mayor de edad.
  • b) No haber sido condenado por delitos de homicidio, lesiones, torturas, contra la libertad o contra la integridad moral, la libertad sexual y la salud pública, asociación con banda armada o de narcotráfico, así como no estar privado por resolución judicial del derecho a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  • c) No haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves con alguna de las sanciones accesorias de las previstas en el apartado 3 del artículo 13 de la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de animales potencialmente peligrosos.
  • d) Disponer de capacidad física y aptitud psicológica para la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  • e) Acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros. 
Foto temática Pixabay

No obstante, no será impedimento para la obtención o, en su caso, renovación de la licencia, haber sido sancionado con la suspensión temporal de la misma, siempre que, en el momento de la solicitud, la sanción de suspensión anteriormente impuesta haya sido cumplida íntegramente.

La licencia tendrá un periodo de validez de cinco años pudiendo ser renovada por periodos sucesivos de igual duración.

No obstante, la licencia perderá su vigencia en el momento en que su titular deje de cumplir cualquiera de los requisitos establecidos en el apartado anterior. Cualquier variación de los datos que figuran en la licencia deberá ser comunicada por su titular en el plazo de quince días, contados desde la fecha en que se produzca, al órgano competente del municipio al que corresponde su expedición.

La intervención, medida cautelar o suspensión que afecte a la licencia administrativa en vigor, acordada en vía judicial o administrativa, serán causa para denegar la expedición de otra nueva o su renovación hasta que aquéllas se hayan levantado.

No podrán ser titulares de animales potencialmente peligrosos las personas que carezcan de las condiciones físicas precisas para proporcionar los cuidados necesarios al animal y garantizar su adecuado manejo, mantenimiento y dominio.

Comentarios