Mundo Raro

¡Aterrador! Estas cinco mujeres fueron enterradas vivas

Sólo una de estas mujeres logró sobrevivir gracias a su hermana

<nt:author-name/>
Por La Sirena Domingo 04 de Febrero de 2018
  • Foto temática: Wikimedia

    Foto temática: Wikimedia

El mayor miedo de muchas personas es ser enterrado vivo, por desgracia el suceso ha ocurrido algunas ocasiones por causa de un raro trastorno llamado catalepsia, el cual hace que quien lo padezca sea confundido con un cadáver. 

A continuación te presentamos cinco casos de mujeres que fueron enterradas vivas, sólo una de ellas logró sobrevivir.

Rufina Cambaceres 

Foto: Wikimedia
Foto: Wikimedia

Nacida el 31 de mayo de 1883 en Buenos Aires, en Argentina. Un día, en 1902, la joven se desplomó repentinamente, la familia llamó a los médicos, los tres confirmaron el supuesto deceso, así que prepararon el sepelio.

Semanas más tarde el empleado del cementerio descubrió que el ataúd estaba roto de algunas partes y mostraba señales de haberse movido. Cuando esto llegó a oidos de su abuela ordenó que se abriera el ataúd, descubriendo un aterrador cuadro, el cuerpo de Rufina boca abajo y con la cara arañada.

La joven había sido enterrada viva luego de haber sufrido un ataque de catalepsia, al encontrarse en el ataúd dentro de una cripta luchó por salir pero todo fue en vano y murió en el lugar. 

Foto temática: Wikimedia
Foto temática: Wikimedia

Octavia Hatcher

La estadounidense había contraído nupcias el en 1889, producto de ese amor tuvo un hijo que sólo vivió unos días, el trágico hecho la sumió en una depresión que la llevó a la muerte.

Hatcher se postró en la cama durante varios días cayendo en un coma profundo, el 2 de mayo de 1891 los médicos diagnosticaron muerte por causas desconocidas, tiempo después se supo que el coma era causado por una transmisión de la mosca tse-tse. 

Ante esto y por la preocupación de haber enterrado a su Octavia Viva, se esposo ordenó la exhumación de emergencia, cuando abrieron el féretro la tapa de este estaba desagarrada y ella ya sin vida con la cara ensangrentada mostrando en su rostro una expresión de horror.

Niurka Berenice Guzman Reyes

En 2011 la bailarina dominicana fue encontrada sin vida en su dormitorio.

La autoridades sanitarias declararon que había muerto por causa de un infarto al miocardio y procedieron a enterrar a la joven de 23 años. 

Niurka Berenice Guzman Reyes. Foto. Twitter
Niurka Berenice Guzman Reyes. Foto. Twitter

Días más después, una de sus amigas y compañera del grupo de baile presintió que Niurka estaba viva, y le hizo el comentario a la madre de Niurka, ante la revelación y luego del papeleo pertinente, la madre logró que fuera abierto el ataúd donde yacía su hija.

El peritaje confirmó que la joven estaba muerta, pero que su muerte había sido por asfixia dentro del ataúd.

Neysi Pérez

Neysi sufrió un ataque de pánico en el patio de su casa en La Entrada, Honduras, al escuchar unos disparos en mitad de la noche. Cayó al suelo en estado de catalepsia.

Sus padres, al ver que la joven sacaba espuma por la boca pensaron que había sido poseída por algún espíritu maligno y llamaron a un sacerdote para exorcizar a la joven, cuando llegó se dio cuenta que Neyi no respiraba y fue llevada de inmediato al hospital. Horas después los médicos la declararon muerta. 

La joven fue sepultada y al día siguiente su esposo fue a visitar la tumba, entonces escuchó los gritos de Neysi, pidió ayuda avisó a los familiares quienes fueron por los médicos, cuando finalmente lograron abrir el ataúd tenía las uñas magulladas y heridas en los brazos. Además, el cristal del ataúd estaba roto por dentro.

Essie Dunbar

La única de esta lista que logró sobrevivir tras ser enterrada viva.

Corría el año de 1915 cuando la originaria de Carolina del Sur, Estados Unidos, sufrió un ataque de epilepsia. Todos la dieron por muerta y empezaron a planear su funeral. 

La mujer de 30 años tenía una hermana que vivía en otra ciudad, pero no llegó a tiempo. Era tanto el deseo de verla por última vez y despedirse de ella que ordenó que sacaran el cuerpo y así se hizo.

Cuando abrieron el féretro se llevaron una gran sorpresa al ver a Essie sonriendo por haberla rescatado. Vivió 47 años más.

Comentarios