Mundo Raro

El misterioso Valle de la Muerte donde las piedras se mueven solas

En uno de los puntos más calientes de la Tierra se encuentra el Valle de la Muerte donde ocurre un misterio: las piedras se mueven solas

<nt:author-name/>
Por La Sirena Sábado24 de Agosto de 2019
  • El misterioso Valle de la Muerte donde las piedras se mueven solas. Foto temática: Wikimedia Commons

    El misterioso Valle de la Muerte donde las piedras se mueven solas. Foto temática: Wikimedia Commons

Estados Unidos.- Uno de los puntos más calientes de la Tierra alberga al misterioso Valle de la Muerte en The Racetrack Playa, California, donde sucede un extraño fenómeno que por muchos años despertó la curiosidad de los científicos e investigadores.

En sus desérticas tierras, que parecen un lago seco, las piedras se mueven solas dejando rastro de su movimientos.

Lee también: La Tetera del Diablo, el aterrador pozo sin fondo

Los científicos del Scripps Institution of Oceanography comenzaron a investigar qué era lo que provocaba este fenómeno y a través de un experimento de tecnología GPS rastrearon 15 rocas. 

El GPS en las piedras registró cada detalle del movimiento en las rocas, mostrando hacia dónde se dirigían. Los autores del estudio afirman que para que ocurra este extraño fenómeno, durante la noche cuando las temperaturas bajan, se forma una delgada capa de hielo de entre 3 y 6 milímetros que atrapan por algunas horas las piedras.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Saber Más (@_saber_mas_) el

Lee también: Trovants; las piedras “vivientes”

Cuando las temperaturas comienzan a aumentar y el Sol sale, el hielo se derrite y libera las piedras que caminan solas con el empuje ligero del viento, recorriendo por lo menosde 2 a 5 metros por minuto mientras el hielo y agua fluyen hacia la misma dirección.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Gonzma (@gonzmayt) el

Lee también: "Huevos de dragón" la extraña atracción en playa de Nueva Zelanda

Además el estudio precisó que hay rocas que llegan a avanzar hasta 224 metros de distancia, dejando unn rastro que despertó el misterio desde que fue descubierto en 1940. Ahora se sabe que no es más que un evento de la naturaleza que nada tiene que ver con eventos geológicos, masgnéticos y mucho menos extraterrestres.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Ana Meca (@anamecamerida) el

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: