Mundo Raro

Extraña enfermedad hizo que la piel de una bebé se pusiera como piedra

Pese a que el pronóstico fue poco alentador su madre se negó a dejarla morir, ahora luce irreconocible

Viridiana Diaz
Por Viridiana Diaz Sábado 05 de Enero de 2019
  • Extraña enfermedad hizo que la piel de una bebé se pusiera como piedra. Foto temática Wikimedia Commons

    Extraña enfermedad hizo que la piel de una bebé se pusiera como piedra. Foto temática Wikimedia Commons

Jennie Wilklow y su esposo esperaban a su pequeña con ansias, la llegada de su bebé no podría causar más ilusión y aunque todo se veía bien durante el embarazo, al llegar a la semana 34 tuvieron que afrontar una cesárea de emergencia.

Jennie finalmente tuvo a su bebé, “cuando la tomaron en brazos la escuché llorar y dijeron: ‘es muy bonita’. Esa es la palabra que cada madre quiere oír, así que sonreí y me relajé”, mencionó.

Únete a nuestro chat en WhatsApp:

Sin embargo, segundos después de nacer la pequeña, a quien nombraron Anna, le empezó a cambiar el aspecto de la piel, se endureció y se llenó de heridas en todo el cuerpo. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jennie (@harlequindiva) el

Pronto su madre empezó a aplicarle vaselina varias veces al día, le daba largos baños para curar sus heridas con la esperanza de que pronto sanara.

Luego de algunos exámenes a la bebé se le diagnosticó Ictiosis Arlequin, una extraña enfermedad genética que hace que la piel crezca 14 veces más rápido de lo normal. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jennie (@harlequindiva) el

La enfermedad hace que la piel se ponga roja, además afecta a los ojos, boca, nariz y orejas.

De acuerdo con Síndromes de-info, durante los primeros días de nacidos, los bebés que esta enfermedad tienen pocas probabilidades de vivir y los que logran sobrevivir suelen sufrir complicaciones motoras severas. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jennie (@harlequindiva) el

Pero el amor que Jennie sentía por su hija fue más grande que todo y no la dejó rendirse, así que se convirtió en la mejor enfermera de Anna.

Ella haría lo que fuera por darle a su bebé la calidad de vida que se merecía, así que se dispuso a vencer los horribles pronósticos que tenían para la nena. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jennie (@harlequindiva) el

“Cada dos horas cubría su cuerpo con vaselina y la bañaba durante varias horas al día” contó Jennie.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jennie (@harlequindiva) el

   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Jennie (@harlequindiva) el

Comentarios