Mundo Raro

Julia Pastrana: La mujer mono que fue explotada

La triste historia de la que fue considerada la mujer más fea del mundo

Rosario Castellanos
Por Rosario Castellanos Sábado 14 de Abril de 2018
  • Julia Pastrana era una gran artista Foto ilustrativa: Wikimedia Commons

    Julia Pastrana era una gran artista Foto ilustrativa: Wikimedia Commons

Julia Pastrana nació aproximadamente alrededor de 1834 (No se han encontrado registros de acta o papeles que tengan la fecha exacta de su nacimiento) en la sierra de Sinaloa, México, nace con un padecimiento muy extraño llamado hipertricosis una enfermedad que te cubre la mayor parte del cuerpo de bello excesivo, además tenía una malformación en la mandíbula la cual le daba una apariencia de mono.

Desde pequeña a causa de su padecimiento tuvo el rechazo de su familia y de otras personas quienes la veían como un monstruo.

Imagen ilustrativa: Wikimedia Commons

El verdadero infierno de Julia comenzó cuando era criada en la casa del entonces gobernador de Sinaloa, Pedro Sánchez, cuando un administrador de la aduana del municipio de Mazatlán se interesó en ella para explotarla y se la llevó, al no hablar inglés le contrató a un intermediario, Theodore Lent, quien al ver una mina de oro en la morbosidad que provocaba la apariencia de Julia se quedó con ella y así inició un gira de de tortura y desprecio para Julia, Theodore sabía que su acción tendría problemas, así que para evitarlos se casó con ella.

Imagen ilustrativa/ Wikimedia Commons

Era exhibida como “la mujer más fea del mundo” o “la mujer mono”, después del éxito en Estados Unidos y Canadá, la pareja se fue a Europa donde tuvo el mismo éxito y despertó la curiosidad de científicos, tanto que Charles Darwin la describió en su libro The variations of animals and plants under domestication, como: "Una mujer de muy finos modales con una densa barba masculina y una frente peluda".

Imagen ilustrativa/Wikimedia Commons

La vida de Julia termina cuando da a luz a su hijo, quien nace con el mismo padecimiento y muere un días después de nacido, de igual manera ella muere por complicaciones a raíz del parto, pero la ambición de Lent no termina con la muerte de Pastrana y su bebé, él vende los cuerpos a la Universidad de Moscú y tiempo después los reclama para exhibirlos nuevamente como un “fenómeno”, los cuerpos fueron exhibidos por distintas personas por mucho tiempo, hasta que se los prohibieron, entonces los cadáveres quedaron abandonados en una bodega.

El regreso de Julia Pastrana a su tierra

La artista Laura Anderson emprende una lucha diplomática para traerse los restos de Julia Pastrana a México, la cual tiene el objetivo de darle una sepultura decente a los restos de la explotada mujer y revindicarla como quien fue, una artista completa, bailaba y cantaba en distintos idiomas, era mezzosoprano y se buscaba que no sólo fuera recordada como un fenómeno.

Fue hasta 2013 que lo restos de Julia Pastrana regresaron a México y se le rindió un homenaje en Sinaloa de Leyva por autoridades y habitantes, entre ellos el gobernador de estado, donde ya descansan sus restos.

“Sentí que Julia necesitaba recobrar su dignidad” afirmó Laura Anderson

“No más Julias Pastranas, no más falta de respeto a la dignidad humana y a los derechos humanos”, Comentó López Valdez (Gobernador)

Comentarios