Mundo Raro

La cabina telefónica para comunicarse con familiares muertos

Más de 50 mil personas han usado la cabina y aseguran haberse sentido cerca de sus familiares muertos

<nt:author-name/>
Por La Sirena Sábado15 de Junio de 2019
  • La cabina telefónica para comunicarse con familiares muertos. Foto temática Pixnio

    La cabina telefónica para comunicarse con familiares muertos. Foto temática Pixnio

Habitantes de Japón se mantienen en vilo luego de que se diera a conoce un inspolito hecho, pues afirman que en pueden comunicarse con sus familiares muertos al ingresar a una peculiar cabina telefónica.

“Sentí que mi esposa estaba a mi lado”, aseguró una de las personas que experimentó la escalofriante situación.  

Te puede interesar: Pareja filma pies de tres fantasmas paseando por una mansión

De acuerdo con Crónica, quien contruyó la cabina es un jardinero de 69 años que había leído en un libro sobre un conejo, un zorro y un gato que se comunicaban con sus parientes muertos a través de una cabina telefónica. 

Consternado por la pérdidas de sus familiares, decidió que construiría una cabina telefónica en la cima de una colina llena de vegetación y así intentar comunicarse con sus seres queridos. Al probarla, aseguró que sintió una profunda conexión con sus familiares. 

A partir de entonces empezó a correr la voz de lo que había hecho al resto de los habitantes del país. Los residentes, que en los últimos años pasado tsunamis y terremotos que dejaron más de 20 mil muertos en el territorio, se dieron la oportunidad de conocer el llamado “teléfono del viento”. 

Te puede interesar: Joven asegura que el fantasma de su sugar daddy la persigue

Más de 50 mil personas han visitado la cabina y aseguran haberse sentido cerca de sus familiares. En el interior de la cabina, abuelos, padres, hijos y hermanos, suelen pasar largos minutos teniendo conversaciones telefónicas en las que se desahogan y dicen a sus seres queridos todo lo que no pudieron decirles cuando vivían.

Junto al teléfono, aquel hombre de 69 años dejó un cuaderno en el que las personas también podrían dejar mensajes escritos a los difuntos. La cabina telefónica se ha vuelto una tradición entre los japoneses. 

 

Comentarios