Mundo Raro

La 'ecosexualidad' y todo sobre 'hacerle el amor' a la naturaleza

Para muchos es una idea descabellada, pero para otros podría ser la salvación del medio ambiente 

Mariana Ley
Por Mariana Ley Miércoles 17 de Enero de 2018
  • Imagen ilustrativa/Pxhere.

    Imagen ilustrativa/Pxhere.

Desde hace muchos años, a través de diversas épocas y culturas, el imaginario colectivo se ha encargado de ubicar y reconocer a la naturaleza como la 'madre' (origen) de todo el mundo, llamándola precisamente: madre naturaleza.

Pues recientemente activistas y artistas intentan cambiar esa visión ecológica, transformando el papel principal de madre a amante, aspecto en el cual radican las prácticas e ideologías de la ecosexualidad

Imagen ilustrativa/Pxhere.

Nombrada muchas veces como 'sexo ecológico', ésta consiste en mantener 'relaciones sexuales', no necesariamente genitales, en donde toman papel importante los cinco sentidos frente a la naturaleza y con ella misma. 

Pretende centrarse en las relaciones sexuales humanas aunadas a la interacción ecológica, en todas sus distintas formas y a través de diferentes contextos, y a diferencia de lo que pueda parecer esta 'orientación' o identidad no es 'nueva', pues lleva más de una década practicándose. 

Imagen ilustrativa/Pxhere.

Las creadoras de este movimiento fueron las artistas Annie Sprinkle  y Elizabeth Stephens, quienes por años trabajaron en dicha tendencia dentro de su Love Art Laboratory, siendo las primeras en declararse ecosexuales. 

Ellas no sólo se casaron con la tierra en una de sus bodas artísticas, sino que incluso realizan éste tipo de ceremonias en diferentes partes del mundo, uniendo a personas con el cielo, el mar, la luna, el sol o la nieve, tal como se especifica en El Mundo

Su propuesta redefine las diferentes formas de conexión sensorial y la interacción sexual que se puede llevar a cabo con la naturaleza, desde una visión puramente mental o espiritual hasta concebir relaciones físicas siempre y cuando sean legítimas. 

Otros movimientos ecosexuales 

Aunque este movimiento no es tan reconocido por la mayoría de las personas, existe una compañía de teatro en Australia, llamada Pony Express, la cual se ha encargado de hacerle publicidad con su Ecosexual Bathhouse , o casa de baños ecosexual. 

Esta casa de seis habitaciones no sólo se trata de 'sexo alternativo', sino que es una instalación artística para alentar a las personas a relacionarse con la naturaleza de forma más íntima, para que si se enamoran de ella, quieran salvarla, especifica PlayGround

"El sexo vende, por lo que si tenemos una motivación erótica para la conservación permanente de nuestro medio ambiente, entonces tal vez el juego sería lo suficientemente alto como para fomentar la acción global", comentó uno de los creadores. 

Incluso Fuck For Forest (FFF), una asociación de activistas, lleva años filmando videos y películas con temática pornográfica, en las que se muestran diversas prácticas sexuales en entornos naturales, a modo de conciencia para cuidar el planeta. 

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: