Mundo Raro

La verdadera historia de La Llorona

Unos dicen que flota, otros que no tiene rostro, lo único seguro son los gritos que se escuchan

<nt:author-name/>
Por La Sirena Miércoles14 de Noviembre de 2018
  • Foto temática Pixabay

    Foto temática Pixabay

Una de las leyendas más conocidas en todo México es la de La Llorona, una mujer que aparece en mitad de la noche vestida de blanco, llevando su largo y negro cabello suelto, además llama con desgarradores gritos a su hijos, pero ¿cuál es la verdadera historia de La Llorona

La leyenda de La Llorona surge como tal en la época de la Colonia, sin embargo sus antecedentes datan desde mucho antes, tanto que se pierden en los mitos prehispánicos y se fundan en representaciones de diosas madres, como Cihuacóatl, Coatlicue o Tonantzin. 

Según la leyenda, la diosa Cihuacóatl empezó a aparecer en el lago de Texcoco alrededor del año 1500, entonces los sacerdotes diestros en la astrología interpretaban la presencia como una premonición de los sucesos que acontecerían a los mexicas. 

Los sacerdotes creían que Cihuacoatl había salido de las aguas y bajado de la montaña para prevenir de la suerte que correrían los mexicas, la muerte, la guerra y la esclavitud, lo que hacía que Moctezuma temiera lo peor. 

La leyenda contaba qu desde lo alto del templo se podía apreciar hacia el oriente una figura blanca, con el pelo peinado de tal modo que figuraba llevar en la frente dos pequeños conezuelos, arrastrando o flotando sobre una tela tan vaporosa que se ondulaba con el viento, además siempre se le escuchaba su desgarrador grito:

¡Ayyy mis hiiijooooooosss! ¿Dónde los llevaré para que escapen de tan funesto destino?

Los sacerdotes y Fray Bernandino de Sahagún interpretaron aquella aparición como un advertencia de que pronto se destruiría el imperio mexica. 

Únete a nuestro chat en WhatsApp: 

La fantasmal aparición llenaba de terror a las personas de Tenochtitlán, se decía que era la misma Cihuacoatl anunciándole a Moctezuma de la destrucción del imperio.

Cuando los españoles, dirigidos por Hernán Cortés, llegaron a América sometieron a la gran Tenochtitlán y con la caída de los pueblos, las atrocidades se hicieron presentes. Epidemias, hombres asesinados, mujeres violadas, y sus dioses olvidados… a excepción de Cihuacoatl, La llorona. 

Y así empezó la leyenda de La Llorona, en la que se cuenta que en punto de las doce aparece una mujer vestida de blanco, con el rostro cubierto por un velo ligerísimo, siempre aparece por el oeste, moviéndose de una calle a otra.

Unos dicen que flota, otros que no tiene rostro, lo único seguro es que se escuchan los gritos y quejas de La Llorona “Ay, mis hijos”.  

De acuerdo con Netwoork, Cihuacóatl o La llorona, muestra tres aspectos característicos:  

Los gritos y lamentos por la noche, la presencia del agua, pues tanto Aztlán como la gran Tenochtitlan estaban cercados por ella -con lo que ambos sitios estaban conectados no sólo por coincidencias físicas, sino míticas, y ser la patrona de las cihuateteo, que de noche vocean y braman en el aire. 

Las cihuateteo, mujeres muertas en el parto, bajan a la tierra en ciertos días dedicados a ellas en el calendario, se dice espantan en las encrucijadas de los caminos y son fatales a los niños.

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: