Mundo Raro

La verdadera maldición de "Poltergeist: Juegos Diabólicos"

Las tragedias que cayeron sobre el elenco de la exitosa película de terror 

Rosario Castellanos
Por Rosario Castellanos Sábado 21 de Julio de 2018
  • La maldición de Poltergeist   Foto ilustrativa/Pixabay

    La maldición de Poltergeist Foto ilustrativa/Pixabay

Las películas de terror son de las favoritas del público, aunque pueden dar miedo o ansiedad, este género ha sido de los preferidos durante muchos años en el cine, grandes directores y productores se han dado a la tarea de producir películas que hoy en día son unos clásicos. 

Lee también: Terrorífico momento; columpios del parque hacen correr a las personas

Cuando se realizan este tipo de filmes, los directores, productores y guionistas, se tienen que adentrar en el mundo oscuro de lo que van a relatar en la pantalla grande, incluso algunas películas son basadas en hechos reales.

En 1982 se estrenó la película "Poltergeist: Juegos Diabólicos" producida por el gran Steven Spielberg, fue todo un éxito pero también de las más terroríficas de la época.

Es la historia de una familia que vive en un tranquilo suburbio de California, pero empiezan a suceder cosas paranormales, los espíritus  que se hacen presentes a través del televisor secuestran a la hija menor de la familia, Carol Anne y se transporta hacia otra dimensión. 

Lee también: Insólito; hombre llega caminando después de su entierro

Pero la verdadera historia que aterrorizó al mundo fue la maldición que cayó sobre el elenco de la película en la vida real, y es que quienes rodearon este filme estuvieron marcados por la tragedia, tanto que hasta hoy en día se le considera una película maldita.

La actriz Dominique Dunne que interpretaba a la hija adolescente de la familia y era la hermana mayor de Carol Anne, fue asesinada brutalmente por su novio por celos, éste la estranguló y la joven quedó en coma falleciendo por muerte cerebral a los 22 años.

El actor Will Sampson, que interpretó a un chamán con poderes curativos en la segunda parte de la película, después del rodaje murió de un cáncer agresivo que acabó con su vida.

Julian Beck quien también participó en la secuela de la película, encarnando a un sacerdote, después de filmar la película fue internado por un rara enfermedad, que provocó su muerte.

Algunos miembros del equipo técnico y producción, también vivieron perdidas y tragedias, unos murieron después del rodaje de ambas películas.

La pequeña actriz Heather O’Rourke que interpretó a Carol Ann, parecía haberse salvado de la maldición de la película, pero un día se levantó con dolores y fue internada, lamentablemente falleció a los 12 años, por una Estenosis intestinal, enfermedad tan extraña como repentina.

La actriz  JoBeth Williams hizo varias confesiones acerca del filme, uno de ellos fue que mientras rodaba la película al llegar a sus casa notaba cosas extrañas, y lo más impactante, en la primer película hay una escena donde aparece en una piscina y de pronto empiezan a surgir cadáveres.

JoBeth reveló que Craig Reardon el encargado de efectos especiales utilizó supuestamente cadáveres reales, cuando ella rodó al escena no sabía, fue hasta después lo que provocó un gran disgusto en la actriz, Craig confesó que resultaba más barato utilizar cadáveres reales que fabricar falsos.

Varios fenómenos paranormales se daban en los sets de producción de las películas, había mucha tensión según revelaciones de personas que trabajaron ahí, los actores, equipo de producción y técnicos, experimentaban cosas extrañas.

Hoy en día "Poltergeist: Juegos Diabólicos" es un clásico del cine de terror, pero también es una película marcada por la tragedia, con la muerte de algunos de sus colaboradores, sobre todo de la niña que inició todo Carol Anne.

Con información de MundoTKM

Comentarios