Mundo Raro

Las enigmáticas Islas Marías, un paraíso convertido en prisión

El increíble lugar tiene maravillas naturales, pero también historia y misterio en torno a la isla

Rosario Castellanos
Por Rosario Castellanos Miércoles 12 de Septiembre de 2018
  • Las enigmáticas Islas Marías

    Las enigmáticas Islas Marías | Foto ilustrativa/Pixabay

Aunque no hay una fecha exacta del descubrimiento de las Islas Marías, la CONANP señala que fueron vistas por Diego García Colio y Juan de Villagómez a finales de 1526 o inicios de 1527.

Lee también: "La castañeda" el palacio del terror durante el porfiriato

Las islas Marías es un conjunto de cuatro islas pertenecientes a México, que se ubican en el Océano Pacífico. Están situadas exactamente a la altura de San Blas, en el estado de Nayarit, la más grande es la Isla Madre, a la que le siguen las islas María Magdalena, María Cleofas y el islote de San Juanito.

En 1905 fue convertida en un penal federal por el presidente Porfirio Díaz,  fue hecho para aislar a los criminales más peligrosos de México, así como a los que atentaban y conspiraban contra el Gobierno, Díaz era conocido por su política de poca tolerancia hacia la delincuencia, la mano dura en su gobierno marcó su periodo, muestra de ello esta cárcel. 

Lee también: Cárcel del fin del mundo, una atracción turística en Argentina

La cárcel exiliaba a los criminales más peligrosos en aquel entonces, en medio de la nada no tenían como salir, después de la revolución  el presidente Álvaro Obregón mandó encarcelar allí a delincuentes comunes y políticos opuestos a su régimen.

 

En 1939, el presidente Lázaro Cárdenas firmó el decreto por el que el penal quedaba bajo responsabilidad de la Secretaría de Gobernación, y se convirtió en una colonia penal federal, es decir, los reos pueden vivir con sus familias.

El curioso lugar hoy en día es una prisión con muros de aguas, los reos no están tras las rejas, se mezclan con trabajadores de empresas que están en la isla, guardias, policías y la marina que habitan en la isla, las familias de los reos viven con ellos.

Según testimonios de trabajadores de las Islas Marías, la vida es normal como cualquier lugar, hay casas, iglesia, hospital, tienda y actividades para reincorporar a los reos a una vida como buen ciudadano, hacen artesanías, trabajan en diferentes actividades.

Hay todo tipo de reos, desde extranjeros que cayeron por algún fraude, hasta ex ayudantes de grandes capos de la mafia que están presos por narcotráfico o lavado de dinero, según testimonios, los reos cuentan a los empleados de la isla parte de su anécdotas y como terminaron ahí.

Algo que muchos se preguntan ¿Por qué no es escapan? el lugar está en medio del océano, alrededor sólo hay mar, y el agua está invadida por tiburones, es como jugar con la muerte, según cuentan ha habido motines, los reos se van al monte de la isla, pero terminan regresando por que no tienen qué comer.

Islas Marías Foto/Gob

El lugar está declarado como patrimonio natural de la humanidad, tiene una reserva protegida, si algún reo mata algún animal o altera la fauna del lugar, su condena puede aumentar por atentar contra el lugar, debido a que es una zona protegida y es delito federal.

El penal está custodiado por elementos de la Marina y custodios de la secretaría de gobernación, es muy difícil entrar al lugar, al menos que seas trabajador del gobierno o alguna empresa que trabaje para la secretaría de Gobernación.

Según los testimonios de personas que ahí trabajaron, el lugar está lleno de leyendas, incluso hay construcciones muy antiguas por las que nadie quiera pasar, pues se aseguran han visto fenómenos paranormales.

Las islas Marías es un lugar lleno de historia, cientos de personas condenadas pasaron su vida en ese lugar, o ahí murieron, ha tenido varias transformaciones, y el cómo viven los reos en la colonia penal genera mucha curiosidad, sin embargo, lo que más resalta de la isla son sus belleza naturales.

 

Comentarios