Mundo Raro

Misteriosa criatura marina sorprende a científicos al cambiar su aspecto

Los científicos mencionaron que el hallazgo se dio a 930 metros de Jarvis Seanmount, en el Monumento Marino de las Islas Remotas del Pacífico

<nt:author-name/>
Por La Sirena Lunes05 de Agosto de 2019

Cómo un descubriemiento histórico calificaron científicos el hallazgo de una extraña criatura marina vista por primera vez en el Océano Pacífico. El curioso suceso quedó registrado en video y se ha hecho viral.

El hallazgo de la misteriosa criatura se dio en la isla Jarvis, ubicada cerca de Hawái y las islas Cook y de acuerdo con expertos, el extraño animal en realidad es un calamar conocido como “Asperoteuthis mangoldae”. 

Lee también: Aterradoras criaturas despiertan a una joven

En el video, se puede apreciar al calamar parecer una larga pluma flotando en el agua y de pronto cambia su apariencia, aparece una enorme cola que asemeja a una serpiente.

Después de un corto tiempo, el calamar primero nada rápidamente hacia adelante, colapsando el tejido de la cola alrededor de la estructura en forma de varilla. Luego invierte el curso y nada rápidamente hacia atrás.

Mientras nada hacia atrás, el tejido permanece firmemente sujeto cerca de la caña, similar a una vela enrollada en el boom de una goleta. 

Lee también: Encuentran extraña criatura con cuerpo de reptil y dientes de humano

A medida que el calamar nada erráticamente para escapar, incluso cambiando de color y entintando una vez, la cola permanece enrollada, lo que reduce en gran medida su arrastre.

Por lo tanto, volar hacia adelante para enrollar la cola parece ser el primer paso en las complejas maniobras de escape del calamar.

Expertos señalan que se trata de una cola usada para camuflarse e imitar a otros animales, como un sifonóforo punzante.

Michael Vecchione, un científico de la NOAA, identificó al calamar y señaló que el cambio de apariencia se debe a una estrategia del animal para sobrevivir en lo más profundo del mar, donde casi no hay luz.

Los científicos mencionaron que el hallazgo se dio a 930 metros de Jarvis Seanmount, en el Monumento Marino de las Islas Remotas del Pacífico. 

Comentarios