Mundo Raro

Moda extrema: tatuajes en los ojos

A pesar de que es conocido desde hace ya varios años últimamente se ha vuelto una popular moda

Yesenia Herrera
Por Yesenia Herrera Sábado 28 de Abril de 2018
  • Foto temática: Pixabay

    Foto temática: Pixabay

Las modas cambian a cada momento y las modificaciones corporales son parte de las modas que van y vienen.

Hace aproximadamente 10 años se comenzó a dar a conocer una extraña y peligrosa tendencia: los tatuajes en los ojos.

El procedimiento llamado queratopigmentación o eyeball tatto es algo que la ciencia médica ya había experimentado con Galeno en el 150 d.C quien utilizaba sulfato de cobre para cubrir la córnea del paciente, según el portal Cultura Colectiva.

Posteriormente cuando terminó la Segunda Guerra Mundial Joseph Mengele hizo experimentos sobre niños pequeños con la intención de crear una raza superior, buscando cambiar el color de sus ojos a azul, sin embargo sólo logró dañar la visión de los niños. 

Sin embargo con la aparición en redes sociales de un prisionero de nombre Jazon Barnum cuyo globo ocular derecho se encuentra pintado de negro, este procedimiento llamó la atención.

Desde hace 10 años varios artistas comenzaron a experimentar de nuevo con esta técnica. Uno de los artistas que retomó esta moda es Cobra Luna quien ha intentado mejorar la técnica de los tatuajes oculares.

En la actualidad su técnica consiste en una inyección de pigmento cuya única condición es que este líquido quede debajo del tejido que recubre al ojo llamada conjuntiva. Para lograr el tatuaje se requieren de 40 inyecciones con el fin de cubrir toda la membrana y así lograr que el tatuaje sea permanente, el pigmento debe quedar con un milímetro de espesor. 

Luna Cobra ya ha realizado este procedimiento en muchas ocasiones pero confiesa que el color más solicitado para realizar esta técnica es el negro. 

Increíblemente algunos clientes aseguran que no han sentido ningún tipo de dolor al realizarse este procedimiento, pero hay quienes dijeron sentir un ardor intenso.  Todos afirman que después de realizado el tatuaje ya no hay más dolor.

Esta práctica ha sido motivo de debate debido al riesgo que implica, por su parte la Asociación Americana de Optometría condena la práctica argumentando que el ojo podría verse afectado por la propagación de la tinta. Dentro del ojo  el pigmento podría causar una terrible infección, inflamación e incluso ceguera.

También otras asociaciones han levantado la voz ante este tipo de procedimientos como es el caso del Consejo Argentino de Oftalmología que asegura que la tinta puede causar un daño irreparable si se llegara a diseminar sin control, algunos otros aseguran que podría producirse la perforación del ojo o hemorragias. En algunas zonas de Estados Unidos ya se debate el tema de la prohibición de los tatuajes oculares.

Otro de los riesgos que se corren ante esta moda es el de el mal manejo de la técnica así como la utilización de tinta incorrecta como lo asegura Cobra Luna pues hay tatuadores que no siempre realizan el procedimiento de la manera correcta.

Catt Gallinger de 24 años se realizó este procedimiento sobre la parte blanda del ojo acudiendo a inyectarse tinta morada, misma que comenzó a escurrir a los pocos días de haberse realizado el tatuaje.

Los doctores afirmaron que la técnica se había realizado con exceso de tinta por lo que Catt comenzó a sentir dolor e hinchazón y la pérdida parcial de visión.

Cuando acudió de nueva cuenta al médico, este le dijo que la parte que recubre al iris estaba completamente inflamada y cubría casi completamente la córnea por lo que dudan que vuelva a recobrar la vista en ese ojo.

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: