Mundo Raro

La verdadera y terrorífica historia del exorcismo de Emily Rose

Su muerte ha sido una de las más extrañas y quizá el exorcismo más famoso de todos los tiempos, tanto que fue llevado a las pantallas de cine

<nt:author-name/>
Por La Sirena Miércoles17 de Octubre de 2018

El Exorcismo de Emily Rose es una de las películas de terror más famosas en toda la historia, sin embargo, no todo la trama es ficción, sino que el filme está basado en una historia real que a continuación te daremos a conocer y te dejará los 'pelos de punta'. 

Para empezar te contaremos que el nombre real de la chica poseída por los demonios es Anneliese, una joven que vivió la peor de sus pesadillas a la edad de 17 años, esta es su verdadera historia.  

Todo comenzó con un exorcismo fallido que su familia y la Iglesia católica decidieron practicarle cuando presentó una serie de convulsiones periódicas que se hicieron cada vez más frecuentes.

Imagen temática: Pixabay 

Tras recibir atención médica se le diagnosticó epilepsia y fue enviada a un sanatorio para tuberculosis, padecimiento que también le fue detectado, ahí estuvo internada algunos meses hasta que encontrara alivio.

Regresó a casa y se reintegró a la preparatoria, su vida estaba recobrando el rumbo, pero cierto día comenzó a tener problemas para hablar y caminar, ya no controlaba ni su peso ni el equilibrio.

Únete a nuestro chat en WhatsApp: 

Los difíciles momentos por los que estaba pasando llevaron a la chica a una terrible tristeza que acabó por sumergirla en una devastadora depresión que la llevó al borde del suicidio. 

Inesperadamente Anneliese comenzó a tener visiones en las que aparecían demonios, caras de espectros, y escuchaba voces que le gritaban y juzgaban.

Imagen temática: Pixabay 

Durante una cena familiar, la joven se levantó de la mesa mientras observaba sus manos que por alguna extraña razón eran el doble de grandes de lo normal, y lanzó un escalofriante grito:

Tengo manos negras, Señor, perdóname. 

La extraña situación los llevó a consultar con algunos sacerdotes la posibilidad de practicarle un exorcismo.

Anna, madre de Anneliese, se mantuvo firme en que era la mejor decisión, pues su hija ahora se azotaba contra el piso como si fuerzas malignas ejercieran fuerza sobre ella.

La petición de exorcismo fue rechazada en más de dos ocasiones por la iglesia católica.

Únete a nuestro Telegramhttps://t.me/lasirenanoticias

Imagen temática: Pixabay 

Mientras la condición de Anneliese se tornaba cada vez peor; la chica lograba hacer 600 sentadillas en el día, pasó dos días ladrando como perro mientras se arrastraba por debajo de la mesa, ahora ingería insectos, carbón, tierra, e incluso una ocasión de una mordida arrancó la cabeza de un pájaro muerto y se la comió.

Los incidentes con Anneliese eran mucho peores, fue cuando la Iglesia se interesó en su caso y mandó al Padre Renz a recabar información y a la chica a consulta con múltiples doctores y psiquiatras antes de poder determinar un exorcismo. 

Se le suministraron medicamentos para las convulsiones por un tiempo prolongado, sin embargo, ella seguía escuchando voces, mirando rostros de ultratumba, y sombras que le perseguían.

La depresión había empeorado más, pues presentaba rechazo a las palabras y objetos religiosos que la ponían agresiva.

Posesión demoniaca confirmada 

Por fin el Padre Renz decidió que era momento de someter a  Anneliese a un exorcismo.  

El Padre pronunció solo en pensamientos "¡Salgan de ella! ¡Digan quiénes son!", sin haber pronunciado ni una sola palabra, la chica comenzó a perder el control de su cuerpo y mente, y a manifestar a los demonios que se habían apoderado de ella.

Además a distancia, la chica pudo retorcer el rosario que el Padre llevaba colgado al cuello. La posesión demoniaca de Anneliese había sido confirmada.

Imagen temática: Pixabay 

El Padre Renz consideraba que alguien con desordenes mentales o con padecimiento de epilepsia jamás habría podido leerle la mente. El caso era tan grave que la Iglesia autorizó la participación de más sacerdotes para que intervinieran en el caso.

De acuerdo al Rituale Romanum de 1614, se inició una serie de rituales con duración de dos horas cada uno dos veces por semana.

Los demonios hablaban a la menor provocación, los Padres detectaron que en Anneliese habitaban Lucifer, Judas Iscariote, Hitler, Caín y Nerón, algunos de los más peligrosos. 

Mientras, seguía intentando comer piedras, morder la pared, se lanzaba contra las paredes, golpeaba su cabeza contra los vidrios de las ventanas mientras rezaba. Un día el novio de Anneliese, Peter, la llevó a dar un paseo, teniendo que cargarla en sus brazos.

Imagen temática: Pixabay 

Ahí la chica dijo tener un encuentro con la Vírgen María, quien supuestamente le dijo que tenía que someter a penitencia a todos los pecadores.

Comenzó a caminar sola, mientras su novio observó como se arrodillaba a rezar ante alguien que él no podía mirar. Aunque la condición física de Anneliese era terrible, regresó corriendo hacia donde estaba su novio.

Regresaron y se dispuso a contarle a su madre lo que le había sucedido, la mujer pensó que su hija se había vuelto loca, mientras ella repetía el suceso, argumentando que solo tenía tres días para decidir si ayudaba a la Vírgen María a salvar las almas de los pecadores que habitaban sobre la tierra, que sin su ayuda irían al infierno. 

Identifican a los demonios

En uno de los exorcismos los Padres quedaron asombrados de que ya no los agredieran ni pronunciaran, únicamente emitían gruñidos desde dentro de Anneliese.

En ese momento los Padres comenzaron a cantar en honor a la Vírgen María y pronto los demonios gritaron "¡Ya viene!", en un tono de terror y desnatural y comenzaron a salir del cuerpo de Anneliese identificándose con los Padres y exponiendo los motivos por cuáles estaba cada uno de ellos en el infierno.

El último en desalojar el cuerpo fue Lucifer, e inmediatamente Anneliese dijo sentirse libre, diferente, que era completamente ella, mientras todos hacían una oración en agradecimiento a Dios y de pronto los demonios hicieron acto de presencia al decir que "también querían retirarse pero no se les permitía".

Todos quedaron asombrados e incrédulos ante lo que habían escuchado, los Padres estaban seguros de que habían cometido un error, los demonios habían regresado a Anneliese. 

Los eventos infernales fueron más fuertes que antes prolongándose durante las 24 horas del día.

Anneliese tenía sus dientes rotos, cabello arrancado, heridas en las piernas y brazos.

Un día la chica dijo que en julio, todo ese tormento acabaría. Anneliese murió el primer día del mes de julio de 1976 mientras dormía después de habérsele practicado uno de los últimos exorcismos que se llevaron a cabo durante 9 meses. 

A los Padres les pareció algo extraño y pidieron que un médico confirmara las causas.

En la autopsia se encontró que no había muerto de causas naturales y se dio parte a las autoridades correspondientes.

La joven había sido enterrada aunque se desconoce si aún se encontraba con vida.

Por ello, los Padres y la familia de Anneliese fueron enjuiciados y encontrados culpables, ya que los médicos argumentaron que la chica jamás había estado poseída, sino que la religión había afectado psicológicamente hasta llevarla al extremo además de las consecuencias que la epilepsia le había generado.

Aunque no se supo si su muerte fue a causa de los demonios o en realidad había sido enterrada viva, este caso sigue siendo a lo largo de la historia uno de los más escalofriantes en el mundo. 

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: