Nota Roja

Capturan por cuarta vez al estafador que se cortó las huellas dactilares

Aún así, y estando prófugo, logró ser identificado por las autoridades 

Mariana Ley
Por Mariana Ley Lunes 27 de Noviembre de 2017
  • Imagen ilustrativa/Public Domain Pictures.

    Imagen ilustrativa/Public Domain Pictures.

Ciudad de México.- La Procuraduría General de la Justicia de la CDMX detuvo a un defraudador por primera vez en el 2006, el sujeto para evitar que se le identificara se cortó las huellas digitales de ambas manos. 

Es la segunda vez que se le captura en lo que va del año, ya que en mayo pasado se le había atrapado mientras intentaba engañar a una víctima, sin embargo, el juez lo dejó en libertad dos días después. 

Dicho delincuente, que se ha hecho llamar como Jonathan Berke Migoni, Gonzalo Isidro López Fuentes y Antonio Valdés Quiroz, asegura ser cirujano y fue nuevamente detenido bajo los mismos delitos de fraude.

Según La Razón, el sujeto ha estado preso en una cárcel de Texas, Estados Unidos; así como también en los reclusorios Sur y Norte. 

Modus Operandi 

Su forma de 'trabajo' ya es conocida, pues siempre hace uso de la misma trampa. Primero compra automóviles con cheques sin fondo e inmediatamente procede a venderlos en precios mucho más bajos, a fin de generar rápidamente la ganancia y no ser descubierto.

Imagen temática/Pixabay.

En mayo pasado, agentes de la Policía de Investigación (PDI) adscritos a la Fiscalía para Robo de Vehículos lo aprehendieron en el estacionamiento de una clínica privada, al sur de la ciudad, donde aseguraba trabajar. 

Con bata de médico puesta, aseguraba ser cirujano. La falta de huellas dactilares dificultaba el trabajo, los agentes no pudieron reconocerlo y no sabían de quién se trataba. 

Imagen temática/Pixabay.

Después de analizar las distintas fotografías del vasto archivo delincuencial lograron reconocerlo como el mismo defraudador que había sido capturado con anterioridad. 

Asimismo se percataron que era la misma persona que había estado presa en una cárcel de Texas en 2006, aunado a los expedientes que ya lo incriminaban. 

Imagen temática/Pixabay.

El Juez del Sistema Procesal Penal en turno, Carlos Morales García, decidió dejarlo en libertad condicional pero con la condición de pagar una fianza de 80 mil pesos y acudir a firmar cada dos semanas, prohibiéndole la salida del país. 

Sin embargo, el delincuente jamás asistió y mucho menos pagó su adeudo. Las autoridades desconocieron su paradero a pesar de que al menos dos víctimas más acudieron a denunciar al sujeto que ya se encontraba prófugo.

Imagen temática/Wikimedia Commons.

Ahora fue encontrado 'con las manos en la masa' de la misma manera mientras se encontraba en el estacionamiento de Plaza Universidad, realizando una transacción de un automóvil Vento 2017, mismo que tenía reporte de robo. 

Al ser descubierto intentó dar otro nombre y enseñó falsas identificaciones, sin embargo, los agentes ya sabían de quien se trataba, pues su estado era desaparecido. Ahora la juez del Tribunal Superior de Justicia local, decidirá si lo encierran o le dan la libertad. 

Comentarios