Nota Roja

Desmembró a su novio en juego sexual y puso sus restos en el congelador

Le cortó los genitales, las mejillas, los dedos de las manos y los pies, y sacó sus entrañas

Mariana Ley
Por Mariana Ley Viernes 16 de Febrero de 2018
  • Imagen ilustrativa.

    Imagen ilustrativa. | Pixabay.

Rusia.- Un macabro homicidio ha conmocionado a Rusia, en el cual una joven de 21 años ha admitido haber asesinado a su novio durante un juego sexual para posteriormente desmembrar su cadáver y guardar restos de él en su congelador. 

La acusada fue identificada como Anastasia Onegina, una estudiante que asesinó a su pareja Dmitry Sinkevich de 24 años, quien era expolicía para ser recluta en grado de soldado, mismo que murió en un departamento de Oryol.

Con un cuchillo común de cocina ella decidió primeramente decapitarlo, para después proceder a cotar sus genitales y mejillas, posteriormente las extremidades, arrancando varios dedos de las manos y los pies, para finalmente destriparlo. 

Según señala Daily Mail, algunas piezas del cuerpo las arrojaba a unos contenedores de basura localizados al exterior del departamento, mientras que otras las guardaba en el congelador, y las que sobraban las colgaba en ganchos alrededor de la vivienda, como si se tratara de una carnicería. 

En principio la joven negaba haber privado de la vida a su pareja, argumentando frente a las autoridades de que únicamente lo había encontrado muerto antes de desmembrarlo, pues tenia miedo de ser acusada de asesinato, sin embargo, después admitió haberlo asesinado. 

Las primeras investigaciones arrojaron que Sinkevich murió de asfixia durante un juego sexual 'BDSM', término utilizado para referirse a distintas prácticas sexuales que combinan el bondage y disciplina; dominación y sumisión; sadismo y masoquismo, entre otras. 

Asimismo, una vecina, de nombre Luybov, admitió haber visto dentro del departamento el cuerpo desmembrado del joven: "Su carne colgaba de ganchos, pero no me permitieron detenerme y mirar demasiado de cerca".

Sus manos y pies estaban en la basura, las mejillas en un paquete en el refrigerador, y los dedos esparcidos por el piso.

Los informes indican que cuando Anastasia se encontraba cortando el cadáver de su novio, recibió la llamada de su hermana, de nombre Ksenia, quien le preguntó qué estaba haciendo, a lo que la joven respondió: "Estoy descuartizando a mi novio". 

Ksenia, probablemente conociendo a su hermana, decidió llamar a su padre, quien es policía, para que alertara a las autoridades, pues el exesposo de Anastasia había fallecido en circunstancias muy extrañas poco después de su boda. 

Imagen ilustrativa/Pixabay.

Debido a eso, la joven había sido internada en un hospital psiquiátrico en el que pasó año y medio, sin embargo, fue liberada. Ahora la corte le ha ordenado someterse a otras pruebas psiquiátricas, mientras la investigación del caso sigue su curso. 

Por su parte algunos vecinos señalaron que la pareja era fanática del ocultismo y el BDSM, mientras que supuestamente en sus redes sociales solían compartir contenido en el que se incluían imágenes satánicas. 

Un informe oficial indica, según el medio citado, que "los vecinos dijeron que celebraban orgías semanales y se quejaron de ellos", ya que "se decía que se dedicaban al sadomasoquismo y a prácticas similares". 

Su última foto publicada en redes sociales los muestra juntos dando un paseo con su perro a las 7:50 horas del domingo, justo unas horas antes de que el joven fuera asesinado y desmembrado.

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: