Nota Roja

Hombre asesina a su hijastro; su madre lo hacía comer excremento de gato

El testimonio de su hermano mayor revela todas las torturas de las que el pequeño fue víctima 

Mariana Ley
Por Mariana Ley Jueves 14 de Diciembre de 2017
  • Tributo al pequeño Gabriel. Facebook/Gabriel

    Tributo al pequeño Gabriel. Facebook/Gabriel's Justice.

Palmdale, California (EE.UU.).- Gabriel Fernández, de tan solo ocho años, fue asesinado a golpes en la cabeza por su padrastro Isauro Aguirre, con consentimiento y apoyo de su madre Pearl Sinthia Fernández.  

El asesinato del pequeño se llevó a cabo en mayo del 2013, sin embargo, el caso ha causado relevancia debido al testimonio que ha hecho su hermano mayor, Ezequiel C., en la corte, revelando todas las torturas que le causaron los adultos a su cargo. 

 

Man charged with murdering ‘gay’ 8 year old OUTtvGo.com - Pinksixty.com #California #murder #GabrielFernandez

Una publicación compartida de Pinksixty.com (@pinksixty360) el

En plena corte, su padrastro confesó algunas de las fechorías que había realizado contra el menor, admitiendo que disfrutaba someterlo a golpes, ya que lo creía homosexual, tema por el que constantemente era humillado. 

Así, Ezequiel, de 16 años, reveló al jurado algunos de los momentos en que su hermano era golpeado y mantenido en la habitación de la pareja, en una caja pequeña en la que, amarrado, era obligado a dormir. 

Este testimonio llegó justo en el tercer día del juicio de Aguirre, de 37 años, un ex guardia de seguridad que hoy está siendo juzgado de asesinato por la brutal golpiza que arremetió contra Gabriel hace más de cuatro años.

Así, el adolescente también confesó que el niño tuvo que mantenerse oculto en dicha caja cuando recibieron una visita de los trabajadores sociales, y que tanto su madre como el padrastro le pidieron que mintiera sobre las heridas de Gabriel, argumentando que se las había provocado entre juegos de hermanos. 

Sobre su madre describió escenas en donde pateó al niño en el área de la ingle; lo golpeaba con la escoba y lo obligaba a vestir ropa de niña para ir a la escuela. En una ocasión el menor se cambió de ropa en el baño de la escuela, y ella al descubrirlo lo golpeó fuertemente.

"Le hicieron comer la arena para gatos y la caca de gato", confesó.

El joven recordó haber sido golpeado cuando su madre lo atrapó intentando alimentar a su hermano menor, mismo al que forzaba incluso a comer su propio vómito. Asimismo testificó una ocasión donde la madre y el novio pusieron a Gabriel en la bañera y le rociaron la cara con gas pimienta.

 

Una publicación compartida de Eric G. (@mr.g_ca) el

Paramédicos y agentes del alguacil de Los Ángeles fueron únicamente notificados cuando respondieron al llamado de la pareja ya que el niño no respiraba. 

Gabriel fue encontrado inconsciente, con fractura de cráneo y costillas; presentaba quemaduras en la piel, marcas de mordeduras e incluso balas de salva incrustadas en el área de la entrepierna. 

"Se le privó de comida, recibió puñetazos y patadas, fue insultado, golpeado, humillado, acosado, le llamaban gay. Le sacaron los dientes a golpes. Pasaba cada noche atado en una caja", señaló Hatami, fiscal del condado de los Ángeles. 

Ahora la corte encargada del caso investiga también a las autoridades locales, pues se cree que en la escuela los trabajadores sociales tenían conocimiento de la situación por la que atravesaba el pequeño, así como los maestros, sin embargo, nadie realizó ninguna acusación.

Asimismo la muerte del menor trajo consigo investigaciones sobre el sistema de bienestar infantil en el sistema, desencadenando la presentación de cargos criminales por abuso infantil y falsificación de registros públicos contra dos extrabajadores sociales y dos supervisores. 

Por su parte, el jurado pidió la pena de muerte para Isauro Rodríguez, misma que será dictada hasta marzo de 2018. Su madre, en cambio, por separado, será juzgada de asesinato. 

Con información de Radiofórmula y Telemundo. 

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: