Nota Roja

Más de 300 balazos quitan la vida a dos en Tres Ríos; Culiacán

Más de 250 casquillos de grueso calibre hay esparcidos en la escena del crimen, en el cruce del bulevar Enrique Sánchez Alonso y la calle Economía

<nt:author-name/>
Por La Sirena Miércoles22 de Mayo de 2019
  • | EL DEBATE

  • | EL DEBATE

  • | EL DEBATE

  • | EL DEBATE

Culiacán, Sinaloa.- En el estacionamiento de una farmacia de conocida cadena, a 500 metros de la Fiscalía General del Estado, la noche de ayer le dieron muerte a dos hombres, a quienes les dispararon en por lo menos 300 ocasiones con armas de grueso calibre.

Hasta el momento la identidad de las víctimas es desconocida, pero presuntamente la camioneta en la que quedaron muertas está a nombre de Monserrat N., de la comunidad de Tacuichamona.  

Asimismo, a dos cuadras de donde ocurrieron los hechos, fuerzas castrenses presuntamente catearon un domicilio.

Hasta la zona del ataque arribó Cristóbal Castañeda, secretario de Seguridad Pública del Estado, quien luego de ser informado de la situación se retiró con sus escoltas. 

 

El reporte de la balacera

Minutos antes de la 20:00 horas de ayer, a los números de emergencias entró el aviso de que por el bulevar Enrique Sánchez Alonso y calle Economía, en el sector Tres Ríos, estaba ocurriendo una balacera.

De inmediato los códigos de todas la corporaciones se encendieron y se trasladaron al lugar de los hechos, donde encontraron una camioneta completamente destrozada a balazos, así como a dos civiles muertos.

Al piloto lo hallaron agachado hacia el frente bajo el volante; y al copiloto tirado a un lado de la camioneta bocabajo. Ante la dantesca escena, dieron aviso a la Fiscalía General del Estado para que se hiciera cargo del caso.

Zona de guerra en Tres Ríos

Según versiones de algunos vecinos del lugar y de personas que llegaron, todo transcurría con normalidad, cuando llegó una camioneta Honda CR-V color gris y se estacionó en las afueras de una conocida farmacia.

Dos hombres de aspecto joven se encontraba en el interior, cuando de pronto llegaron varios vehículos que se pararon detrás de la unidad y empezaron a disparar con rifles de alto poder, destrozando la unidad. 

Asimismo, corrió la versión de que presuntamente el copiloto se bajó para hacerles frente con un arma corta, y por eso quedó tirado junto a la camioneta y con la puerta abierta. Esta versión no fue confirmada por ninguna autoridad ni tampoco se informó si hallaron algún tipo de arma en la zona de la agresión. 

 

Minutos después del ataque, la zona se encontraba abarrotada por curiosos, que empezaron a tomas imágenes y videos para subirlos a la red, cuando de pronto llegaron corporaciones policiales y elementos del Ejército mexicano.

Estos últimos abandonaron la zona y se trasladaron a dos cuadras e ingresaron a un domicilio de esa zona residencial, por la calle José Clemente Orozco, donde entraban y salían a toda prisa, rodeando el lugar por la parte posterior que da a la calle Manuel Felguera, atravesando unidades para impedir el paso de vehículos y civiles. 

Diligencias del ataque a balazos en Culiacán

Del lugar del ataque se recogieron alrededor de 300 casquillos percutidos de AR-15 y AK-47, conocida como “cuerno de chivo. Por otro lado, la pared del negocio quedó con marcas de las balas.

Luego de dos horas y media de las diligencias y de recoger las posibles evidencias, se ordenó levantar los cuerpos y llevarlos al Semefo.

“Nombre, loco, yo corrí pa’llá, ni me fijé en los carros; crucé el bulevar, ni de los carros me acordé cuando escuché los primeros ching***. Hasta lumbre me salió en los pies cuando corrí”. 

Esa y muchas más conversaciones sostenían varios jóvenes que, a versión de ellos, vivieron los momentos de terror cuando se presentó el ataque contra los dos civiles. 

Yo andaba más allá del estadio y se escuchaba como si estuviéramos en guerra, oiga, y pues me vine buscando a ver dónde había refuego”, comentó un hombre, mientras los negocios de los alrededores continuaban su curso con normalidad.

Foto EL DEBATE

Operativo

Tras ejecución detienen a 4

Luego de que la tarde de ayer se suscitara un doble homicidio afuera de una farmacia en sector Tres Ríos, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y Policía Estatal Preventiva (PEP) trabajaron en coordinación para ubicar a los supuestos responsables lo que culminó con el aseguramiento de una casa en el residencial Alameda, el arresto de cuatro individuos, un vehículo y además el decomiso de armamento.

Asimismo, de momento, estas personas no se descartó ni confirmó que pudieran haber participado en el ataque. 

Comentarios