Nota Roja

Matan a sus seis hijos adoptivos y se quitan la vida al tirarse a un barranco

Dos madres de familia deciden suicidarse junto con sus hijos para no entregarlos a las autoridades

<nt:author-name/>
Por La Sirena Domingo07 de Abril de 2019
  • Las madres les dieron un sedante a sus hijos antes de quitarles la vida

    Las madres les dieron un sedante a sus hijos antes de quitarles la vida | Foto:Temática/ Pixabay

Estados Unidos.- Jennifer y Sara, murieron al instante  junto con sus seis hijos adoptados al caer a un barranco en Mendocio, California.

El accidente ocurrió en marzo del 2018 y las autoridades en un inicio dijeron que se trataba de un accidente, pero un jurado dictaminó que ambas mujeres planearon la muerte debido a que había inestabilidad en la familia.

Fue el jueves pasado durante una audiencia que los magistrados concluyeron que Jennifer y Sara se suicidaron, pero antes de arrojarse al precipicio sedaron  a sus seis hijos de entre 12 y 19 años.

Las mujeres habían sido acusadas por el uso excesivo de la fuerza al momento de reprender a sus hijos.

Shannon Barney, teniente del alguacil, informó que en la familia sucedieron muchas cosas que llevaron a las mujeres a quitarse la vida y las de sus hijos.

Los cuerpos de Jennifer y Sara fueron encontrados dentro del carro que se estrelló en un acantilado ubicado a más de 250 kilómetros al norte de San Francisco.

Las autoridades señalaron que quien manejaba el auto era Jennifer y el nivel de alcohol en su sangre era alto, debido a que pudo haber tomado para cometer el suicidio.

Mientras que Sara tenía sobredosis de Benadryl genérico, así como también los niños, a los que al darselas en cantidades altas los induce al sueño.

Tras el accidente las autoridades lograron recuperar cerca del auto los cuerpos de Abigail, de 14 años; Jeremiah, de 14 años; y  Markiz, 19 años.

El cadáver de Ciera, de 12 años, fue recuperado semanas más tardes en el mar. Los restos de Hanna, de 16 años, se identificaron luego de hacerles la prueba de ADN.

Hasta el momento las autoridades no han logrado recuperar el cuerpo de Devonte, de 15 años, quien en el 2014 llamó la atención al ser fotografiado llorando y abrazando a un policía durante una protesta en el estado de Oregon.

La familia vivía en Woodland, Washington, de donde tuvieron que huir el 23 de marzo del 2018, luego de haber recibido la visita de los trabajadores sociales.

Una investigación del caso, que se hizo tras recuperar la información borrada de un celular, arrojó que en el trayecto a California, Sarah buscó en internet información sobre suicidios, ahogamientos, dosis de Bernadryl (un sedante) y sobredosis, así lo informó Jake Slates, investigador de la Patrulla de Caminos de California.

Dos semanas antes de las muertes uno de los niños fue a la casa de un vecino para pedir comida y le dijo que sus mamás lo castigaban dejándolo sin comer, primero lo hacían una vez al día, pero los castigos se lo aplicaban tres veces al día.

Luego de saber lo que pasaba, el vecino llamó a los Servicios Sociales y los agentes fueron a la casa llegando justo cuando Jennifer regresaba de su trabajo, pero no abrió la puerta y al día siguiente la familia desapareció en su auto.
 

Comentarios