Nota Roja

Menor pierde la vida tras ser automedicada

Los síntomas para la automedicación fueron dolor de estómago, diarrea y vómito

Mariana Ley
Por Mariana Ley Miércoles 06 de Diciembre de 2017
  • Imagen ilustrativa/Agencias.

    Imagen ilustrativa/Agencias.

Saltillo, Coahuila.- La madrugada del martes la pequeña Candelaria comenzó a sentir malestares, por lo que alertó a sus padres de fuertes dolores de estómago, posteriormente presentó diarrea y también vómitos.

Ante tal situación, la pareja decidió administrarle diferentes medicamentos, tales como Paracetamol, Trimetropina, Naproxeno y Sulfatiazol a la menor de 11 años, sin embargo, esto en vez de ayudar a mejorar su estado de salud, sólo lo empeoraron. 

Imagen ilustrativa/Pixabay.

Al ver que los síntomas no cedían, fue entonces que decidieron llevarla de urgencia la Clínica Uno del IMSS, donde los médicos detectaron una intoxicación provocada por el 'coctel' de fármacos ingeridos.

Alrededor de las 06:00 horas la niña fue declarada muerta, por lo que el departamento de Trabajo Social del nosocomio dieron parte a las autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Imagen ilustrativa/Pixabay.

El cuerpo de la menor fue trasladado a las instalaciones del semefo, mismo que determinará las causas exactas sobre su fallecimiento, mientras se levan a cabo las diligencias correspondientes con los padres. 

El Paracetamol es un fármaco con propiedades analgésicas y antipiréticas, utilizado comúnmente para tratar la fiebre y dolores de leve a moderado.

La Trimetropina se encuentra indicada como tratamiento para diversas infecciones, como las urinarias o gastrointestinales. 

Imagen ilustrativa/Pixabay.

El analgésico Naproxeno se emplea contra el dolor leve a moderado, y se utiliza también para combatir la fiebre, dolores de cabeza, inflamación y rigidez. 

Por su parte, el sulfatiazol es un antibiótico, utilizado comúnmente en heridas, para prevenir infecciones y ayudar a la cicatrización.

Con información de Vanguardia. 

Comentarios