Nota Roja

Mexicano es el inmigrante más deportado de EE.UU en los años recientes

En esta ocasión fue aprehendido por haber violado a dos mujeres en diferente situación el mismo día

Mariana Ley
Por Mariana Ley Domingo 03 de Diciembre de 2017
  • Imagen ilustrativa/Pixabay.

    Imagen ilustrativa/Pixabay.

Sergio José Martínez fue sentenciado a 35 años de prisión este viernes en Oregon, bajo delitos de sodomía. secuestro, abuso sexual y otros.

Este indocumentado mexicano de 31 años ya ha sido deportado a su país 20 veces, convirtiéndose en el inmigrante que más veces ha sido deportado en la historia moderna de Estados Unidos. 

El criminal sonreía al escuchar la sentencia que lel juez le otorgó, donde esta vez se le aprehendió por dos violaciones a mujeres en casos separados pero el mismo día en Portland, como indica La Opinión

El convicto fue juzgado primeramente por cometer abuso sexual contra una mujer de 65 años cuando Martínez una mañana de julio entró por la ventana de su casa, obligándola a colocarse en el suelo.

Una vez ahí, le amarró ambas manos y pies para posteriormente violarla mientras la amenazaba de muerte, además de robarle la cartera y el automóvil, de acuerdo con documentos judiciales citados por algunos medios nacionales. 

Imagen ilustrativa/Pixabay.

El segundo ataque ocurrió horas después; en esta ocasión se acercó a otra víctima, que salía de su jornada laboral, en un estacionamiento. La amenazó con arma blanca y le ordenó permanecer en el auto, del cual aseguró sus puertas.

La fémina en cuestión logró escapar, pero sólo por unos instantes, pues el hispano la alcanzó y la golpeó contra una pared para después someterla contra el piso y abusar de ella después de haber azotado su cabeza contra el concreto para poder controlarla. 

Imagen ilustrativa/Pixabay.

El atacante había sido liberado de una prisión de Portland una semana antes de sus últimos delitos, cuando se encontraba dentro de un caso de interferir con la Policía y proveer un documento de nacimiento falsificado. 

Antecedentes

Numerosas veces Martínez violó los términos de su libertad condicional donde, según EFE, sus arrestos comienzan desde 2003, atravesando por cárceles de California y Oregon.

Incluso se especifica que a los 15 años estuvo en programas sobre drogas y alcohol, mismos que completó en Texas. 

Hace aproximadamente tres años, el inmigrante se habría mudado a Portland, constatando en documentos presentados en la corte haber sido deportado en 20 ocasiones con por lo menos cinco violaciones de su libertad condicional por reingreso ilegal.

Según documentan los medios locales, en una de las muchas ocasiones en las que salió de la corte, tras declararse culpable de 10 cargos, se dirigió a las familias de sus víctimas y les dijo "Nos vemos en el infierno". 

Comentarios