Nota Roja

Motines más sangrientos del mundo han sido en Latinoamérica

Los motines más mortales del mundo en los últimos años fueron en América Latina

AFP .
Por AFP . Lunes 29 de Julio de 2019
  • Motines más sangrientos del mundo han sido en Latinoamérica

    Motines más sangrientos del mundo han sido en Latinoamérica | Foto: EFE

El motín en una cárcel de Altamira -en el norte de Brasil- que dejó más de 50 muertos el lunes es el último gran disturbio en las abarrotadas cárceles latinoamericanas.  

La mayoría de los motines más mortales del mundo en los últimos años fueron en América Latina. Varios motines, a veces seguidos de incendios, dejaron más de un centenar de muertos en los últimos 30 años.  

Te puede interesar: Motín en cárcel deja 23 reclusos muertos y 18 policías heridos

En 2005, una pelea entre reclusos de la prisión dominicana de Higüey, a 150 kilómetros de Santo Domingo, terminó con un gigantesco incendio provocado por el fuego en los colchones. Murieron 135 personas. 

En 1994, un motín dejó 121 muertos después de varias peleas y un incendio en la prisión de Sabaneta, en Maracaibo, en el noroeste de Venezuela. 

En 1992 murieron 111 prisioneros luego de que policías armados intervinieran en un motín en la prisión de Carandiru, en las afueras de Sao Paulo, entonces la más grande de América Latina. 

Te puede interesar: Cuatro sacerdotes y dos guardias son rehenes en motín en Brasil

En 1995, en el peor incidente fuera de Latinoamérica, las fuerzas de seguridad dispararon y mataron a unos 100 presos en una cárcel de alta seguridad de Argel tras el intento de fuga de prisioneros fundamentalistas musulmanes.

Los motines son usuales en las cárceles abarrotadas de Brasil. 

Brasil es el tercer país del mundo con más presos: en 2016 había cerca de 727.000. 

La población encarcelada es casi el doble de la capacidad de las cárceles. 

A finales de mayo de 2019, en dos días se produjeron al menos 55 asesinatos en diferentes cárceles de estado de Amazonas, en el noroeste del país. 

El 11 de abril de 2018, un intento de fuga de una cárcel en la ciudad norteña de Belem dejó al menos 21 muertos.  

A principios de 2017, diversas peleas acabaron con la vida de 100 presos en un mes. Muchos de ellos fueron brutalmente asesinados: algunos decapitados y otros incluso destripados. 

Además de Brasil, otros países en América Latina vivieron motines en los últimos meses. 

El 25 de mayo de 2019 murieron al menos 29 presos en unos enfrentamientos en la cárcel de Acarigua, en el oeste de Venezuela. 

En 2018, en uno de los peores motines de Venezuela, 68 personas murieron en un incendio en la cárcel de una comisaría en la ciudad norteña de Valencia. 

En 2017, dos motines en México dejaron 16 muertos en Cadereyta, en el centro del país, y 28 en Acapulco, en el sur. 

En agosto de 2017, hubo 37 víctimas en un centro de detención provisional en el estado venezolano del Amazonas, en el sur del país. 

Comentarios