Nota Roja

Muere por practicarse liposucción barata

Se operó a escondidas de su familia y en otra ciudad por los bajos costos que le ofrecían

Mariana Ley
Por Mariana Ley Viernes 17 de Noviembre de 2017
  • Fotografía temática/Pixabay.

    Fotografía temática/Pixabay.

Desde Downey, California, Irma Sanz decidió 'bajar' a Tijuana para someterse a una liposuccion, ya que los costos por dicha operación resultaban más baratos dentro del territorio mexicano.

Fue el pasado 27 de octubre cuando Irma decidió salir de su casa a bordo de un Uber que la trasladó hasta la ciudad fronteriza.

Ella y el conductor acordaron que él la esperaría, ya que la operación no le tomaría mucho tiempo y así podrían regresarse juntos, sin embargo, ella nunca salió. 

El conductor decidió entrar y verificar por qué la mujer de 51 años de edad no salía de la clínica, y los médicos le informaron que la operación se había complicado y había entrado en coma.

El taxista entonces buscó el teléfono de la mujer y así pudo contactar a sus familiares, quienes desconocían lo que la mujer pretendía.

Así, los familiares arribaron al lugar, pero recibieron la explicación por parte de los doctores de que era una situación normal y que pronto se recuperaría.

Cansados de esperar decidieron moverla a un hospital de San Diego, donde posteriormente perdió la vida el pasado 11 de noviembre. 

David Reynoso, sobrino de Irma, relató en una entrevista que la familia no sabía nada de la operación a la que se sometió su tía, y que sólo les avisaron por teléfono que estaba delicada.

Una vez ahí no pudieron entrar a verla y nadie les decía realmente qué era lo que estaba sucediendo con la mujer, hasta que la movieron de hospital.

 "Estaba bien hinchada, ni se reconocía, no parecía que era ella", recordó.

En el hospital de California conectaron a Sanz a un respirador artificial, pero entró en coma debido a la falta de oxígeno en el cerebro, y tras dos semanas de luchar por su vida, falleció. 

Su sobrino además relató que la mujer se había hecho la misma práctica años antes en los Ángeles y que tal vez esta vez había elegido Tijuana por la diferencia de costos.

"Sabemos que ella se encontró con el doctor en Los Ángeles, hablaron y luego fue a Tijuana a mirar la clínica, se animó e hizo la cita", agregó.

Quienes la conocieron la describieron como una mujer "fuerte, independiente y de buen corazón".

Nacida en El Paso, Texas, pasó casi toda su vida en Downey. Era una mujer divorciada y sin hijos que se dedicaba a cuidar de su madre y de los animales que rescataba.

Ahora la familia de Irma Sanz quiere advertir sobre los riesgos de realizarse una cirugía estética en Tijuana, pues no es la primera vez que una clínica de esta ciudad es acusada de malas prácticas.

“Por ahorrarse unos pesos no vale la pena ir a Tijuana. Yo le diría a la gente que haga su tarea, que vea quiénes son los doctores”, advirtió Reynoso.

Hasta el momento la familia tiene identificado al médico Guillermo Díaz Vergara y a su clínica, Embellécete Grupo de Cirugía Estética, como los presuntos responsables de la muerte de Sanz, informa Regeneración

Viola a paciente en coma

Un joven de 21 años, identificado como Walter 'Lagrimita' Laime ingresó insospechadamente a un hospital de Salta, Argentina, donde violó a una paciente en coma. El acusado ingresó al nosocomio sin que nadie se percatara para posteriormente dirigirse a la habitación donde se encontraba internada la víctima.

Comentarios