Nota Roja

Por celos agarra a pedradas y patadas a su novia hasta dejarla inconsciente

La chica pedía a gritos que parara, pero el agresor cada vez la golpeaba con más fuerza hasta que perdió el conocimiento

<nt:author-name/>
Por La Sirena Miércoles06 de Diciembre de 2017
  • | Foto temática

Ayacucho, Perú.- Ruth Auqui “N” de 18 años, terminó con el tabique destrozado, la dentadura dañada y diversas lesiones en la columna tras ser agredida con piedras por el quien ella creía el amor de su vida.

El hecho se dio el pasado viernes 01 de diciembre en el distrito Tambo, provincia La Mar, en Ayacucho, Perú.

De acuerdo con el portal Ojo, la chica contó que era media noche cuando su novio, Semcini Erikson “N”, de 27 años, le hizo una llamada citándola en el parque.

Estando en el lugar Semcini le hizo algunos reclamos y armó una escena de celos que llevó a empujones hacia un barranco donde le arrojó pedradas a la espalda además de darle algunas patadas en el rostro y la cabeza, la chica pedía a gritos que no la golpeara más, pero el agresor en lugar de parar la agredía con más fuerza hasta que la joven perdió el conocimiento.

“El sábado en la madrugada me llamó mi enamorado para poder salir de mi casa. Yo accedí pero a causa de sus celos me llegó a golpear y jalonearme. Con empujones me llevó a un lugar desolado y a punta de piedras me hizo caminar hasta más abajo. Le suplicaba para que me dejase ir pero no quería. Me pateó en la boca y me voló tres dientes”, subrayó.

Cuando Ruth despertó se encontraba en la habitación de su Erickson, quien ya había lavado las heridas que le había causado con la agresión.

La chica resultó con severas lesiones tras los golpes. Foto: Diario Correo

La chica aprovechó un descuido de su novio para escapar de la casa, a como pudo llegó a la comisaría para pedir ayuda.

“En el momento que me lleva al descampado perdí todo el conocimiento y cuando despierto ya estaba en su cuarto. Él me estaba lavando la sangre que tenía en la cara y mano, después se echó a dormir es entonces que yo aprovecho para escapar”.

Según publicó Jornada, aún con miedo la víctima mencionó que su agresor estaba casi ebrio y que era la primera vez que actuaba de esa forma.

De inmediato las autoridades, además de brindarle ayuda, se movilizaron y lograron capturar a Semcini.

Auqui presenta dificultad para caminar, por lo que ahora requiere de una silla de ruedas para movilizarse.

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: