Noticias

23 de octubre; Feliz Día del Médico

Su labor es indispensable para complementar la labor médica. Sólo entre enfermeras, personal técnico y otro tipo de empleados, la Secretaría de Salud reporta 515 mil 309 trabajadores

<nt:author-name/>
Por Dulce Soto / Agencia Reforma Miércoles23 de Octubre de 2019
  • 23 de octubre; Feliz Día del Médico. Foto temática: Agencia Reforma

    23 de octubre; Feliz Día del Médico. Foto temática: Agencia Reforma

Su labor es indispensable para complementar la labor médica. Sólo entre enfermeras, personal técnico y otro tipo de empleados, la Secretaría de Salud reporta 515 mil 309 trabajadores.

Indispensables en el diagnóstico

Para que un médico confirme un diagnóstico requiere que los químicos realicen estudios de laboratorio precisos y rápidos.

En el laboratorio de urgencias del Hospital 1 de Octubre del ISSSTE, estas pruebas se ejecutan en tiempo real y los resultados se entregan en máximo una hora y media, sin errores y garantizando su confiabilidad, explica Ramiro Antonio Anaya, químico encargado de esa área.  

Lee también: Qué es, cuáles son sus síntomas y cómo prevenir el dengue

"Hacemos pruebas de glucosa para los pacientes diabéticos; urea creatinina para los insuficientes renales; de función hepática o cardiaca; se procesan muestras de orina, de líquido encefalorraquídeo, que mantiene el cerebro en condiciones adecuadas, o de líquido cardiaco, encargado de mantener lubricado el corazón para su funcionamiento", describe.

Este laboratorio funciona las 24 horas, los 365 días del año y tiene capacidad de realizar alrededor de 50 tipos de pruebas. En una jornada habitual recibe muestras de 120 a 180 pacientes al día que se procesan en el momento. 

El especialista señala que, si llegan mujeres embarazadas con complicaciones que pudieran poner en riesgo su vida o la del bebé, se activa el Protocolo Código Mater para priorizar sus análisis. 

Foto temática Pixabay

Lee también: Qué es el síndrome de Asperger

Los resultados de cualquier prueba se entregan al personal médico, se agregan al expediente clínico y, por norma se resguardan 5 años. 

Además de procesar las muestras, los químicos se encargan de calibrar los equipos y darles mantenimiento.

"El laboratorio es un apoyo diagnóstico para el médico y es un trabajo muy bonito porque sabes que el tiempo que invertiste le sirvió a un paciente para mejorar su calidad de vida", dice el químico que labora desde hace 25 años en este hospital del ISSSTE.

Atienden la salud social

Su labor es la de un investigador privado... y mucho más. El personal de trabajo social de los hospitales es clave para que el tratamiento médico se cumpla a cabalidad. 

Deben enfrentar odiseas como encontrar, por ejemplo, la familia de un adulto mayor abandonado en una clínica. Érika Velázquez, coordinadora de Programas de Trabajo Social del IMSS recuerda el caso de un hombre que se había jubilado dos años atrás y que llegó sin compañía al hospital. 

Lee también: Qué es la meningitis y cuáles son sus síntomas

La trabajadora social buscó el sitio donde laboraba y ahí le informaron en donde vivía el hijo del paciente.

Él vino aquí a ver al papá. Para nosotros fue un caso de éxito porque pudimos reunirlos", señala.

Además de fármacos y estudios clínicos, una persona requiere resolver los problemas sociales que enfrenta para alcanzar bienestar y salud, afirma Velázquez.

"La salud no solamente es clínica, también hay una salud social. El médico puede darle los mejores servicios, los mejores medicamentos, pero si el derechohabiente no tiene una persona que esté a su lado ayudándolo en la parte social, no va a causar efecto", sostiene.

Por ello, el trabajo social es una vocación necesaria en las instituciones de salud, pues complementa la labor del médico, destaca.

El objetivo de esta profesión es coadyuvar a los pacientes a resolver carencias, problemas como violencia familiar, adicciones o abandono, entre otras circunstancias, para que su tratamiento farmacológico sea más efectivo y logren recuperarse. 

Lee también: Realidad o mito, sudar adelgaza

En el Seguro Social hay 3 mil 686 trabajadoras y trabajadores sociales que operan en todos los servicios de los tres niveles de atención. Al iniciar su turno, explica, recorren la unidad médica que tengan asignada para identificar qué pacientes enfrentan un problema distinto a la enfermedad que requiera atención prioritaria.

Después aplican un estudio social médico para profundizar la investigación y detectar cómo pueden ayudar al derechohabiente.

Velázquez sostiene que, sin atender estos problemas de los pacientes, su recuperación sería menos rápida.

'La labor de todos es importante'

Trasladar por los pasillos y plantas del hospital a un paciente grave con rapidez, pero con cuidado y al mismo tiempo delicadeza para no lastimarlo y que reciba atención médica inmediata es sólo una de las labores cotidianas de los camilleros.

José Guadalupe Alonso, camillero del servicio de Urgencias del Hospital Regional 1 de Octubre del ISSSTE resume que la labor que realiza desde hace 10 años, contribuye para que las personas puedan ser atendidas con calidad en el menor tiempo posible. 

Lee también: Hacer la dieta Keto te puede traer problemas de salud

"Cuando son pacientes graves que van a un servicio de terapia intensiva, sí se avisa con tiempo para hacer la movilización más rápido. Nada más es cuestión de moverlo con delicadeza y hacerlo lo más rápido que se pueda para que tenga la atención más rápido", cuenta. 

Al día, el camillero de 43 años traslada de un piso a otro, del área de choque a otro servicio, de ambulancias a camas hospitalarias a un promedio de 30 a 50 pacientes, la mayoría de ellos graves.

Para agilizar el proceso, el personal de vigilancia implementa un protocolo para tener disponibles los elevadores del piso a donde el paciente será referido.

Es importante, explica, conocer de antemano qué afecta a la persona que será trasladada, como en casos de fracturas, para evitar un mal movimiento que lo pueda complicar.

Si los pacientes requieren oxígeno, ilustra, además deben cuidar que el movimiento no les impida respirar correctamente a través de la máscara.

"Aquí la labor de todos es importante, tanto la de los médicos como la de las enfermeras y la de nosotros, porque somos un equipo y todos damos lo mejor de nosotros para que el paciente pueda recibir una buena atención", subraya. 

Cuando le toca trasladar a pacientes que fallecieron, subraya, se siguen los mismos estándares de cuidado, respeto y delicadeza.

La mano derecha de los doctores

Si no existieran las enfermeras, los tratamientos de los pacientes no caminarían, sostiene María Isabel Zavala Razo, enfermera jefa de piso del Hospital General Regional 251 del IMSS.

"Y viceversa, si la enfermera no tiene indicaciones, pues tampoco avanza el tratamiento", apunta.

Tras sumar 18 años en el Seguro Social atendiendo pacientes, tomando muestras para estudios de laboratorio, vigilando síntomas clínicos o apoyando en cirugías, está convencida de que el personal de enfermería es la mano derecha de los médicos.

"Nosotros auxiliamos al área médica para que el tratamiento que ellos ya indicaron se lleve a cabo para que el paciente vaya evolucionando. Cualquier situación que vea enfermería, fiebre, infección, inmediatamente se le comunica al médico para que intervenga".

Sin embargo, subraya, las enfermeras también tienen capacidad de sugerir acciones para atender a los pacientes en algunas circunstancias.

Zavala Razo asegura que algo importante es seguir capacitándose, actualizándose y especializándose, algo que, sostiene, en el IMSS promueven.

Ella se ha especializado en enfermería quirúrgica. Y actualmente, a sus 50 años, estudia la licenciatura en Derecho.

"Si Dios quiere, en un año voy a ser abogada. Como enfermeras, debemos saber qué hacer, qué responsabilidades tenemos, hasta dónde tenemos que actuar. Para mí es importante lo legal porque (también) somos funcionarios públicos".

"Me siento muy orgullosa de ser IMSS porque el IMSS nos da muchas oportunidades de superación. Becas para especialidades, para los postécnicos, es muy noble con nosotras", agrega.

En el IMSS laboran más de 120 mil enfermeras en el régimen obligatorio y 12 mil en el programa IMSS-Bienestar.

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: