Noticias

Cuáles son los nombres de los Niños Héroes

Los cadetes que junto con soldados y civiles resistieron por dos días los ataques de más de siete mil soldados estadounidenses

<nt:author-name/>
Por La Sirena Jueves12 de Septiembre de 2019

El 13 de septiembre se conmemora el Aniversario de la Batalla de Chapultepec y la Gesta Heroica de los Niños Héroes, o como conmunmente decimos, el Día de los Niños Héroes, pero ¿quiénes eran ellos o cuáles son sus nombres?

Los Niños Héroes fue un grupo de cadetes del Colegio Militar que participaron en la defensa del Castillo de Chapultepec frente al ejército invasor de Estados Unidos, sus nombres eran: 

Lee también: "Niños Héroes"; la verdadera historia

Fernando Montes de Oca

Un joven de 18 años nacido en Azcapotzalco, Ciudad de México. Intentó saltar por una ventana para defender la entrada del bosque, pero fue baleado por soldados de Estados Unidos.

Agustín Melgar

Nació en Chihuahua, Chihuahua, a los 18 años. Intentó defender al enemigo en una escalera, fue perseguido, herido y llevado al hospital donde murió al día siguiente.

Vicente Suárez

De los más pequeños, tan solo 14 años. Nació en Puebla. No huyó como la mayoría de los cadetes menores, se enfrentó al enemigo y fue atravesado por una bayoneta que le ocasionó la muerte.

Juan de la Barrera

De 19 años de edad. Nació en la Ciudad de México. El teniente murió al defender el Castillo desde las trincheras en la calzada Tacubaya.

Francisco Márquez

El más pequeño con solo 13 años. Nació en Guadalajara, Jalisco. Su cadáver fue encontrado con varios impactos de bala junto al de Juan Escutia, al este de la colina.

Juan Escutia

Murió a los 20 años de edad. Nació en Tepic, Nayarit. No estaba registrado entre los cadetes y según los historiadores pudo haber pertenecido al Batallón de San Blás que subió al Castillo. La historia dice que se envolvió en la Bandera Nacional y se arrojó al acantilado para evitar que cayera en manos enemigas. 

Historia

Los cadetes que junto con soldados y civiles pertenecientes a diferentes batallones de la Guardia Nacional, resistieron por dos días los ataques de más de siete mil soldados estadounidenses.

En septiembre de 1847 varios grupos del Ejército del Norte que se había retirado bajo las órdenes de Antonio López de Santa Anna se fortificaron en los alrededores del bosque y cerro de Chapultepec, mientras tanto el ejército estadounidense tomó al palacio del Ex Arzobispado en Tacubaya como base de operaciones y llevó a cabo parte del proceso marcial contra los integrantes del Batallón de San Patricio. 

Avanzaron y tomaron la casamata ubicada al poniente del bosque el día 11, el día 12 bombardearon el Castillo de Chapultepec y otras posiciones en el Bosque y el día 13 se dio el asalto por la infantería estadounidense del castillo por el sur y el poniente del cerro, al cual tomaron por la tarde.

Luego avanzaron hasta la Garita de Belén, donde fueron detenidos por las fuerzas mexicanas que se habían replegado a La Ciudadela para preparar la defensa de la ciudad, pero en la noche recibieron la orden de abandonar la ciudad por parte de Antonio López de Santa Anna quien no había participado en la batalla.

En una cronología de los hechos, el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) señala que:

Los Niños Héroes murieron durate la batalla contra el Ejército Estadounidense. Foto temática: Wikimedia Commons

"Los invasores avanzaron por el segundo tramo de la calzada con bandera desplegada, cayendo ésta algunas veces por la muerte del soldado que la llevaba, y retrocediendo algunos pasos las columnas; pero tomando otro la bandera y continuando el avance, donde los pocos defensores, aturdidos por el bombardeo, fatigados, desvelados y hambrientos".

"Fueron arrojados sobre las rocas o hechos prisioneros, subiendo una compañía del regimiento de Nueva York a lo alto del edificio, desde donde algunos cadetes del Colegio Militar hacían fuego, eran los últimos defensores del pabellón mexicano. A las diez de la mañana, las tropas de los generales Quitman, Worth y Pillow se hicieron del Castillo, terminando con la resistencia mexicana".

Se dice que cuando todo había acabado, un oficial norteamericano observando el rostro de los cadetes muertos, sorprendido exclamó: "¡Pero si son apenas unos niños!", fue a partir de esta expresión que se les llama "Los niños héroes".

Comentarios