Noticias

Despiden a mujer por levantarle el dedo medio a Trump

Jamás imaginó que la imagen se volvería viral 

Mariana Ley
Por Mariana Ley Lunes 06 de Noviembre de 2017
  • Imagen ilustrativa: Pixabay.

    Imagen ilustrativa: Pixabay.

Juli Briskman fue despedida de su puesto como ejecutiva de marketing de la empresa Akima luego de realizar una seña obscena dedicada al presidente de Estados Unidos.

La mujer de 50 años se encontraba dando un paseo en bicicleta cuando la caravana presidencial de vehículos se dirigía por la misma carretera, proveniente de un club de golf en Sterling, Virginia. 

Mientras los automóviles pasaban por un lado suyo, ella no pensó más y levantó su dedo medio, pero, ¿por qué? 

Foto: AFP/GettyImages.

Briskman confesó a The Washingtong Post que sintió furia al recordar la devastación en Puerto Rico debido al huracán "María"; que los jóvenes inmigrantes podrían ser deportados; las muertes tras el tiroteo en Las Vegas, todo eso mientras Trump provenía desde el campo de golf. 

Donald Trump. Foto: AFP
Donald Trump. Foto: AFP

Lo cierto es que jamás pasó por su mente que la imagen quedaría plasmada en una fotografía, y mucho menos que se haría viral en redes sociales y que incluso los programas de televisión hablarían de ese momento. 

Un fotógrafo de agencias internacionales, que viajaba en la caravana, fue quien capturó el momento, y esa imagen rápidamente causó controversia en internet. 

Cuando en Akima se supo que ella había sido la protagonista de dicho suceso fue rápidamente despedida, debido a que la empresa trabaja para el gobierno y ese tipo de acciones podrían dañar los negocios.

Imagen: Pixabay.

Sin embargo fue ella quien notificó que era la persona que aparecía en la fotografía, además de que también la compartió en sus cuentas de Twitter y Facebook, una vez que se popularizó. 

Fue cuando dentro de una junta laboral se le indicó que había violado el código de conducta de la compañía, al colocar material "lascivo" y "obsceno"

A pesar de las consecuencias ella está consciente de que nada en la imagen, o en sus redes sociales, la vinculaba con la empresa y tampoco se encontraba en jornada laboral cuando sucedió la seña, por lo que ha contactado a la Unión Americana de Libertades Civiles para analizar su situación.

El caso fue tan polémico que desató comentarios negativos, así como amenazas de muerte, sin embargo la mujer asegura que no se arrepiente, pues "lo volvería a hacer".

 

 

Comentarios