Noticias

Difícil decisión; que sus hijas mueran juntas o sólo viva una

Las siamesas comparten hígado, vejiga y sistema digestivo y hace imposible que sobrevivan las dos 

<nt:author-name/>
Por La Sirena Miércoles07 de Agosto de 2019
  • Difícil decisión; que sus hijas mueran juntas o sólo viva una

    Difícil decisión; que sus hijas mueran juntas o sólo viva una | Foto:Temática/Pixabay

Londres.- Un hombre tenía que tomar la difícil decisión de ver morir a una de sus hijas o que quedaran unidas de la cabeza de por vida.

Las pequeñas Marieme y Ndeye viajaron en el 2017 junto a su padre Ibrahima Ndiaye desde Senegal al hospital Great Ormond Street en Londres, en donde tenían la esperanza de los médicos les dieran esperanzas de que podían vivir separadas. 

Te puede interesar: Siamesas unidas por la cabeza son separadas con éxito

Las pequeñas de entonces ocho meses fueron examinadas y los doctores informaron que Marieme tenía un corazón débil y sus niveles de oxigeno eran muy bajos por lo que no aguantaría tener una vida independiente.

A lo largo de dos años el padre junto con los médicos y expertos de comité de ética han evaluado la posibilidad de operar a las niñas, pero Marieme no lograría sobrevivir. 

Si la operación se realizaba Ndeye tendría una vida diferente o si se evita, las dos corren peligro de muerte.

Su padre Ibrahima Ndiaye decidió no operar a las niñas a pesar del peligro de muerte que corren, al señalar que sus pequeñas tienen cerebros, corazones y pulmones separados. 

Te puede interesar: Separan con éxito a gemelas unidas por el abdomen

Pero que al compartir el hígado, vejiga y sistema digestivo hacen imposible que las puedan operar. 

Ibrahima confesó que los médicos siempre fueron honestos y claros, además de que nunca se sintió presionado para aceptar la operación y nunca le faltaron al respeto. 

El padre de las niñas dijo que se sentía afortunado de hacer feliz a sus hijas. "Sé que habrá un momento en que tendrán que irse.

Pero en este punto están luchando y también me están dando una razón para vivir. Son mi inspiración, se lo doy todo. Nunca las dejaré caminar solas", destacó. 

Actualmente las pequeñas tienen tres años y van a entrar a la guardería en la ciudad de Cardiff, en donde viven junto a su padre debido a que su madre regresó a Dakar junto a sus otros cuatro hijos.

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: