Noticias

El origen de los disfraces en Halloween

Esta tradición agrada tanto a niños como a adultos

Mariana Ley
Por Mariana Ley Viernes 27 de Octubre de 2017
  • Hoy en día los disfraces son algo común. Foto: Pxhere.

    Hoy en día los disfraces son algo común. Foto: Pxhere.

Aunque todavía existen adultos jóvenes portando disfraces el 31 de octubre para irse de "terrorífica fiesta", lo cierto es que los que se llevan las palmas son los pequeños que bajo típicos gritos de cánticos, disfraces y máscaras, corren por toda la calle exigiendo sus dulces.

Foto: Pxhere.

Tan sólo comenzar el décimo mes del año la mayoría de las personas espera con ansias el último día, a todos parece gustarles el crear sus vestuarios los más horripilantes posibles, que den miedo y que estén llenos mayormente de sangre ficticia. 

Pero, ¿de dónde se origina esta tradición?, ¿por qué alguien usaría disfraces en la llamada "noche de brujas"? Se cree que esta costumbre tiene raíces celtas y anglosajonas; los celtas vivieron en la edad de hierro (1200-400 a.C.) y se encontraban distribuidos por distintas partes de Europa. 

Foto: Pxhere.

La leyenda anglosajona dice que en la Víspera de Todos los Santos era fácil observar a brujas y fantasmas por la calle, por eso hace cientos de años las noches representaban una amenaza para las personas: los muertos parecían cobrar vida y se convertían en fantasmas, brujas, momias, etcétera. 

Por eso la gente creía que disfrazándose como uno de ellos no serían reconocidos por esos entes malignos; para eso se armaban con capuchas, máscaras y otros artefactos que pudieran despistar a quienes quisieran hacer el mal. 

Foto: Pxhere.

Durante el siglo XIX se originaron algunas festividades de otoño en Estados Unidos, estas celebraciones incluían reuniones públicas en las que las personas compartían historias de terror, predecían la suerte, bailaban y cantaban de forma muy característica. 

Halloween aún no se conocía, mucho menos se celebraba, pero esto cambió con la llegada de inmigrantes irlandeses en la segunda mitad del siglo: la tradición se generalizó en el país y por eso mismo es que se piensa que la tradición nace de ahí. 

Foto: Pxhere.

A partir de ese momento los estadounidenses empezaron a disfrazarse e ir pidiendo comida o dinero casa por casa; mientras esta práctica se iba haciendo común se fue transformando en lo que hoy hacen millones de niños al pedir "dulce o truco". 

Otra versión de los disfraces supone que en Europa, a raíz de la peste negra, o "bubónica", que mató a casi un tercio de la población mundial, la gente entró en pánico al correr el riesgo de morir, por lo que las misas en la fiesta de los Fieles Difuntos se multiplicaron, dando origen a representaciones burlescas que le recordaban al mundo la mortalidad. 

"Danza macabra". Foto: Wikimedia.

Dichas representaciones pronto se popularizaron como "La danza de la muerte"; bajo esta misma celebración de los muertos, en los muros de los cementerios se podían apreciar imágenes en las que el diablo en persona guiaba a las personas hacia la tumba.

Se utilizaban también cuadros con gente disfrazada de diferentes personalidades en distintas etapas de la vida, finalizando con la muerte. Así se popularizó la costumbre de caracterizarse durante estas fechas. 

Foto: Pixabay.

Actualmente y siguiendo la tradición de los pequeños, los disfraces son más variados, aunque los principales siguen siendo los de horror, también están aquellos más dulces, como sus personajes favoritos, o de criaturas fantásticas. 

Foto: Wikimedia.

Comentarios