Noticias

Influencer llora porque le borran su cuenta de instagram y no quiere trabajar

Una influencer comparte un video en el que llora desconsoladamente y pide que le regresen su cuenta de Instagram 

<nt:author-name/>
Por La Sirena Jueves11 de Abril de 2019
  • Borran cuenta de instagram a influencer y no quiere volver a trabajar

    Borran cuenta de instagram a influencer y no quiere volver a trabajar | Foto:Temática/ Pixabay

Estados Unidos.- Jessy Taylor, de 21 años, una ‘influencer’ de la ciudad de Tampa, compartió un video en el que se le ve llorando desconsolada luego de darse cuenta de que su cuenta de Instagram había sido eliminada luego de ser reportada como spam.

En su cuenta de Instagram la joven decía tener más de 113 mil seguidores que los ‘trolls’ lograron cerrar. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

My old acct was deleted

Una publicación compartida por Jessy taylor (@duhitsjessy) el

Jessy compartió el video en YouTube en donde dijo que no estaba hecha para trabajar al considerarse como una persona inútil y que no aporta nada a la hora de llevar dinero a casa, todo por no tener nada de experiencia trabajando.

La joven no dejaba de llorar y dijo que se entero de que su cuenta había sido borrada, justo cuando estaba en medio de la edición de un video, además de que tenía miedo de terminar como ‘prostituta indigente’, al acordarse de que antes de ser famosa y ganar dinero en internet  era trabajadora sexual.

Jessy dijo que ocupaba de regreso su cuenta porque era su carrera y no puede volver a trabajar a McDonald’s, sin especificar lo que hace para recibir dinero usando Instagram, mientras trata de recuperarla pero su esfuerzo no ha rendido frutos. 

Estoy en Los Ángeles por esto. Estoy en Los Ángeles porque quiero estar en Instagram. No soy nada sin mis seguidores, no soy nadie son mis seguidores”, comentó la influencer.

La joven dijo saber que sus detractores querían verla derrotada y que fuera como la gente que trabajaba con un horario de 9 a 5, pero ese estilo no era vida para ella.

“Trabaje jodidamente tanto para llegar a donde estoy y que me lo quiten es la peor sensación del mundo”, agregó.

Tratando de recuperar su popularidad en la red social, Jessy abrió otra cuenta en la que ya la siguen más de 10 mil personas, pero dice que la gente sigue burlándose de ella y haciendo complot contra ella.

Entre sus confesiones la influencer dijo que su familia la había abandonado y todos los que la conocían la han traicionado, además de que no podía regresar a la escuela porque debe más de 20 mil dólares en préstamos universitarios.

Las lágrimas de la joven no surtieron el efecto que ella esperaba y solo desató una ola de malos comentarios hacia ella.
 

TAGS

Comentarios