Noticias

Japón inicia vacunación ¿podrá salvar los Juegos Olímpicos?

Japón lanzó su campaña de vacunación contra el coronavirus, en medio de interrogantes sobre si podría salvar unos Juegos Olímpicos de verano ya retrasados por la pandemia

AP
Por AP Miércoles 17 de Febrero de 2021
  • Japón inicia vacunación ¿podrá salvar los Juegos Olímpicos?

    Japón inicia vacunación ¿podrá salvar los Juegos Olímpicos? | Captura

Japón lanzó el miércoles su campaña de vacunación contra el coronavirus, meses después de que otras grandes economías comenzaran a vacunar y en medio de interrogantes sobre si la campaña llegaría a suficientes personas con la rapidez necesaria para salvar unos Juegos Olímpicos de verano ya retrasados por la pandemia.

A pesar del reciente aumento de las infecciones, Japón ha esquivado en gran medida el tipo de cataclismo que ha golpeado las economías, las redes sociales y los sistemas sanitarios de otros países ricos. Pero el destino de los Juegos Olímpicos, y los miles de millones de dólares en juego, hacen que la campaña de vacunación de Japón sea crucial. Las autoridades japonesas también son conscientes de que su rival, China, que ha tenido éxito en la lucha contra el virus, acogerá los Juegos Olímpicos de Invierno el año que viene, lo que aumenta el deseo de que los Juegos de Tokio se celebren.

El despliegue de Japón se retrasó con respecto a otros lugares porque pidió al fabricante de la vacuna, Pfizer, que realizara ensayos clínicos con japoneses, además de las pruebas ya realizadas en otras seis naciones, como parte de un esfuerzo por abordar las preocupaciones en un país con poca confianza en la vacuna.

Lee también: OMS aclara que descenso casos Covid-19 no se debe a vacunas

Esa antigua reticencia a las vacunas -generalmente por temor a efectos secundarios raros-, así como la preocupación por la escasez de vacunas importadas, se ciernen ahora sobre el despliegue, que primero dará inyecciones a los trabajadores médicos, luego a los ancianos y a los vulnerables, y después, posiblemente a finales de la primavera o principios del verano, al resto de la población.

Los trabajadores médicos dicen que las vacunas les ayudarán a protegerse a ellos y a sus familias, y los líderes empresariales esperan que la campaña permita que la actividad económica vuelva a la normalidad. Sin embargo, los expertos afirman que el retraso en la vacunación impedirá alcanzar la llamada inmunidad de rebaño en este país de 127 millones de habitantes antes de que comiencen los Juegos Olímpicos en julio.

Esto hará que las autoridades tengan que esforzarse por aplacar la desconfianza generalizada -e incluso la oposición frontal- de los ciudadanos a la celebración de los Juegos. Alrededor del 80% de los encuestados en los últimos medios de comunicación apoyan la cancelación o el aplazamiento de los Juegos Olímpicos.

A pesar de ello, el Primer Ministro japonés, Yoshihide Suga, y otros miembros de su gobierno siguen adelante con los planes olímpicos, y consideran los Juegos como 'una prueba de la victoria humana contra la pandemia'.

Lee también: Reino Unido comienza cuarentena en hoteles para viajeros

Japón no ha visto los brotes masivos que han azotado a Estados Unidos y a muchos países europeos, pero un pico de casos en diciembre y enero aumentó la preocupación y llevó a un estado de emergencia parcial que incluye la petición de que los restaurantes y bares cierren antes de tiempo. Suga ha visto cómo su apoyo caía por debajo del 40% desde el 70% que tenía cuando asumió el cargo en septiembre, ya que mucha gente decía que era demasiado lento para imponer restricciones y que éstas eran demasiado laxas.

La autorización tardía de la vacuna en Japón significa que va por detrás de muchos otros países. Gran Bretaña comenzó las inoculaciones el 8 de diciembre y ha administrado al menos una inyección a más de 15 millones de personas, mientras que Estados Unidos comenzó su campaña el 14 de diciembre y unos 40 millones de personas han recibido inyecciones. En muchos países de la Unión Europea las vacunas se pusieron en marcha a finales de diciembre, y las campañas allí han sido criticadas por ser más lentas.

Pero el ministro de vacunas de Japón, Taro Kono, defendió el retraso como necesario para crear confianza en un país donde la desconfianza hacia las vacunas tiene décadas. Mucha gente tiene una vaga inquietud sobre las vacunas, en parte porque los medios de comunicación han exagerado a menudo sus efectos secundarios.

‘Creo que es más importante que el gobierno japonés muestre al pueblo japonés que hemos hecho todo lo posible para demostrar la eficacia y la seguridad de la vacuna para animar al pueblo japonés a vacunarse, al final, puede que hayamos empezado más despacio, pero creemos que será más eficaz’, dijo Kono.

Lee también: Cruda realidad de hispanos para obtener la vacuna Covid-19

La mitad de los receptores de las primeras inyecciones llevarán un registro diario de su estado durante siete semanas; esos datos se utilizarán en un estudio sanitario destinado a informar a las personas preocupadas por los efectos secundarios. Los estudios sobre decenas de miles de personas de la vacuna de Pfizer -y otras que se están administrando actualmente en otros países- han encontrado

‘Nos gustaría hacer esfuerzos para que la gente pueda vacunarse con tranquilidad’, dijo el Secretario Jefe del Gabinete, Katsunobu Kato.

El primer lote de vacunas de Pfizer que llegó el viernes es suficiente para cubrir el primer grupo de trabajadores médicos. Un segundo lote se entregará la próxima semana.

Después de los trabajadores médicos de primera línea vendrán las inoculaciones de otros 3,7 millones de trabajadores sanitarios a partir de marzo, seguidos de unos 36 millones de personas de 65 años o más a partir de abril. Las personas con problemas de salud subyacentes, así como los cuidadores de residencias de ancianos y otros centros, serán los siguientes, antes de que la población general reciba su turno.

Algunos críticos han señalado que la campaña de vacunación -que requiere que los trabajadores médicos la lleven a cabo- aumenta su carga, ya que los hospitales japoneses ya están sobrecargados por el tratamiento diario de los pacientes con COVID-19. Existe la preocupación añadida de que los hospitales no tengan capacidad adicional para hacer frente al gran número de visitantes extranjeros que supondrían las Olimpiadas.

Japón inicia vacunación ¿podrá salvar los Juegos Olímpicos? Foto: Captura

Visita el canal de Youtube de LA SIRENA dando Click aquí

Únete a nuestro WhatsApp

TAGS

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: