Noticias

Laika la primer perrita astronauta

Casi 60 años desde que Laika fue enviada en una misión sin retorno al espacio.

Yesenia Herrera
Por Yesenia Herrera
  • Foto: Pixabay

    Foto: Pixabay

Mientras los norteamericanos se encontraban el la búsqueda de lanzar un satélite artificial al espacio en 1957, la Unión Soviética anunciaba que un súper cohete con alcances nunca antes vistos se encontraba en fase de prueba, lo que pasó inadvertido por los científicos norteamericanos.

El 4 de octubre mientras se inauguraba del Congreso de la Federación Astronáutica Internacional, la agencia noticiosa de Russia ,TASS, daba una noticia de manera cotidiana: La URSS tenía en órbita su propio satélite.

En la noticia se leía que el artefacto de 83.5 kilogramos orbitaba la tierra a unos 900 kilómetros de altura y daba la vuelta al planeta cada 90 minutos. El peso de la nave fue lo conmocionó al mundo científico e hizo que las miradas se posicionaran sobre este acontecimiento, pues el satélite americano que se pensaba lanzar, tenía un peso de sólo 5 kilogramos, por lo que al principio de creyó que era un error en la información del medio periodístico, sin embargo se comprobó que era el peso exacto de la nave.

Se comprobó con esto que los norteamericanos no tenían aún los medios para poner en órbita una carga tan grande pues no contaban con ningún invento que propulsara algo tan pesado como habían hecho los rusos en sus misiones conocidas como “Sputnik”.

En la segunda misión se decidió ir más allá, dentro del satélite iba una perrita de nombre Laika, que fue enviada al espacio el 3 de noviembre de 1957, tres meses después del primer satélite. Este segundo cohete tripulado recibió el nombre de “Sputnik II”.

La perrita, que había sido recogida de las calles de Moscú, fue previamente preparada mediante pruebas de resistencia para el proyecto.

Se sabe que el cohete estaba equipado con tecnología especial para respiración que hacía mediciones científicas. La perrita incluso tenía la capacidad de ladrar en el espacio, pues lo hizo cuando ingresó a él gracias a que se encontraba en una cápsula presurizada, y le era posible también comer, por lo que cuando ya llevaba seis vueltas en el espacio ella se encontraba tranquila.

Viaje sin regreso

Sin embargo desde el inicio de la misión se sabía que Laika no volvería a la Tierra pues no se tenían planes de retornar el cohete al planeta.

El portal La tercera.com indica que el cohete estaba equipado con comida en forma del gel para una semana solamente, pero Laika quedaría imposibilitada para moverse normalmente dentro de la cápsula.

El satélite estuvo orbitando la tierra en un periodo de 163 días, pero la perrita no soportó tanto pues a sólo unas horas falleció como se informó tiempo después, según Blog.20 minutos

La información sobre las causas de su muerte duraron décadas en salir a la luz, pero años más tarde se informó que fue debido al estrés y que la perrita había muerto tan sólo horas después del haber llegado al espacio, lo que hizo que el nombre de Laika se escuchara en todo el mundo donde se le inmortalizó mediante monumentos, sellos postales, incluso un área del planeta Marte fue bautizado con su nombre.

En el medio artístico el grupo español Mecano, uno de los más importantes de la época, le compuso una canción que lleva el nombre de la perrita, donde relataban la hazaña, informa el portal Prensa Libre.

 

Comentarios