Noticias

Significado de los escalones en el altar de muertos

El tradicional altar de muertos se compone por siete niveles para "descansar en paz" 

Mariana Ley
Por Mariana Ley Lunes 30 de Octubre de 2017
  • Foto: Wikimedia.

    Foto: Wikimedia.

Si algo caracteriza a los mexicanos es el culto a la muerte, y para comprobarlo está la celebración del día de muertos que data desde épocas prehispánicas y que fue declarada como Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en el 2003.

Día de muertos. Foto: EFE
Día de muertos. Foto: EFE

Esta festividad es una de las tradiciones más grandes e importantes para el país, y tiene como elemento fundamental la creación de un altar en honor a la memoria y espíritu de algún ser querido o personaje fallecido.

Se trata de un escenario completamente personalizado según los gustos que esa persona tuvo en vida, y aunque existen varias maneras de organizar un altar, hay algunos que son más populares que otros. 

altar de muertos LS Wikimedia
Altar de muertos. Foto temática Wikimedia

Según la creencia aquellos altares que están conformados por dos niveles representan al cielo y a la tierra; mientras que los de tres gradas incluyen entonces el nivel del purgatorio o inframundo, junto con los otros ya mencionados.

La versión más tradicional sugiere que este debe componerse por siete escalones, ya que cada uno tiene un significado muy particular que hacen referencia a los pasos para “descansar en paz”. Cada grada debe forrarse con tela blanca o negra.

Primer nivel. Este es el nivel superior, aquí se coloca la imagen de un santo o virgen, del cual se sea devoto, o en su defecto un crucifijo.

Foto: Wikimedia.

Segundo nivel. Es destinado a las ánimas del purgatorio, ya que se cree que por medio de éste el alma del difunto, en caso de encontrarse ahí, tiene permiso para salir. Aquí habrá de ponerse un cirio o una veladora, también un vaso de agua y un espejo para que el ánima vea que ha muerto y no se quede en este mundo. 

Veladoras LS Wikimedia
Veladoras. Foto temática: Wikimedia

Tercer nivel. Es este nivel se coloca la sal, misma que simboliza la purificación del espíritu de los niños del purgatorio.

Foto: Wikimedia.

Cuarto nivel. En números pares se colocará el famoso pan de muerto: otro elemento fundamental de esta celebración. Éste es ofrecido como alimento a las ánimas.

Pan de muerto. Foto: Wikimedia.
Pan de muerto. Foto: Wikimedia.

Quinto nivel. Aquí se ofrecerán los alimentos y frutos que en vida fueron los favoritos del difunto.

Bebidas y alimentos favoritos del difunto. Foto: Wikimedia.
Bebidas y alimentos favoritos del difunto. Foto: Wikimedia.

Sexto nivel. Se coloca la fotografía de a quien se le dedica el altar; éste también puede ser dedicado para varias personas o personajes.

Foto: Wikimedia.
Foto: Wikimedia.

Séptimo nivel. Se coloca una cruz formada por semillas o frutas, como el tejocote y la lima. También se acostumbra a ser de arena o de las típicas flores de cempasúchil.

Cruz de flor de Cempasúchil. Foto: Wikimedia.
Cruz de flor de Cempasúchil. Foto: Wikimedia.

Elementos que no pueden faltar:

Agua. Es indispensable colocar un vaso de agua para las ánimas.

Arcos de flores. éstos simbolizan la entrada y salida del paraíso, aludiendo que San Pedro permite a las almas acompañar a su familia en ese día. 

papel picado Ls Wikimedia
Papel picado. Foto temática: Wikimedia

Cadenas y pliegos de papel picado. De colores brillantes y fuertes, aunque comúnmente los principales son amarillo y morado, que simbolizan la vida y la muerte.

Velas y veladoras. Iluminan el camino de las ánimas.

Comida. La costumbre por lo general dicta platillos típicos; entre lo más común se encuentran el pan, tamales, fruta, entre otros platillos y bebidas que hayan disfrutado.

Los alimentos son parte esencial del altar. Foto: Wikimedia.
Los alimentos son parte esencial del altar. Foto: Wikimedia.

Cruz de madera o cenizas. Sirve para que el alma pueda expiar sus culpas pendientes.

Fotografía. Para recordar físicamente al difunto que se está festejando.

Flores. Aquellas que son blancas son ofrendas dedicadas para los “angelitos”, estos son quienes en vida fueron infantes. Mientras que para los adultos las más populares son las de cempasúchil; representan la luz que ayuda a los muertos a no perder el camino.

 

Flor de Cempasúchil. Foto: Wikimedia.
Flor de Cempasúchil. Foto: Wikimedia.

Juguetes. Para el entretenimiento y diversión de los “angelitos”.

Pan de muerto. Uno de los elementos primarios en el altar, dedicado a alimentar y saciar el hambre de las ánimas. 

Comentarios