Noticias

México recuerda a víctimas de terremotos de 1985 y 2017

El Servicio Sismológico Nacional dijo que la simulación se basa en un sismo que hubo en marzo de 1787

AFP .
Por AFP . Jueves 19 de Septiembre de 2019
  • México conmemora sismos de 1985 y 2017 en la Ciudad de México

    México conmemora sismos de 1985 y 2017 en la Ciudad de México | EFE, EFE | José Méndez

México (AFP).- México recordó este jueves a las víctimas de los terremotos que golpearon principalmente a Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985 y de 2017 con una ceremonia y un simulacro en la capital.

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó temprano una breve ceremonia en el centro de la capital en la que se izó la bandera mexicana a media asta.  

Lee también: Heridas del terremoto de 2017 en México cicatrizan lentamente

"Vamos a recordar a las víctimas, a sus familiares, amigos, a todo el pueblo de México, de manera especial, a los que sufrieron por los sismos del 85 y del 2017 tanto en la Ciudad de México como en varios estados del país", dijo López Obrador en conferencia de prensa.

Nuestro pueblo es un pueblo fraterno, solidario, que siempre son los primeros en brindar auxilio, ahora nos hemos propuesto que no se quede atrás el gobierno, que se llegue primero para auxiliar en caso de una desgracia", agregó.

Ciudad de México sufrió un terremoto de 8,1 el 19 de septiembre de 1985, con saldo de más de 10.000 muertos y daños a cientos de casas y edificios. 

Con epicentro en las costas del Pacífico mexicano, el movimiento es catalogado como uno de los más dañinos en la historia del país.  

También el 19 de septiembre pero de 2017, un sismo de 7,1 sacudió el centro de México, en particular la capital y los estados de Morelos y Puebla -donde tuvo su epicentro- dejó 370 muertos, varios heridos y daños en varios edificios de Ciudad de México.

Unos días antes, el 7 de septiembre de ese mismo año, otro terremoto de 8,2 sacudió el sureste del país y dejó un centenar de muertos y daños principalmente en los estados de Oaxaca y Chiapas. - Simulacro - Más tarde, se realizó un simulacro de terremoto en la capital, por lo que cientos de personas salieron de sus oficinas y casas al sonido de la alerta sísmica.

Está muy bien (el simulacro) para que no nos agarre desprevenidos, es importante participar", dijo a la AFP Laura Ramos, un ama de casa de 45 años.

La mujer recordó que en el terremoto de 2017 la alarma sísmica no sonó y el terremoto agarró desprevenida a su familia, aunque todos alcanzaron a salir de su casa. Otro hombre que participó en el simulacro y que evitó dar su nombre, dijo que "las heridas aún están frescas" por el terremoto.  

El simulacro, que busca preparar a la gente para reaccionar en caso de un terremoto, se basa en un sismo hipotético de magnitud 8,6 con epicentro en las costas del sureño estado de Oaxaca.

El Servicio Sismológico Nacional dijo que la simulación se basa en un sismo que hubo en marzo de 1787, considerado el más grande registrado en México y que distintos expertos asignan una magnitud de entre 8,4 y 8,6.

"Este es un ejercicio que practicamos todos, de preparación, que seguimos todos, ciudadanos y gobierno", dijo a la cadena Milenio, David León, coordinador nacional de Protección Civil. - Sin regreso a casa - Con una ceremonia religiosa y al grito de "¡hoy fuimos nosotros, mañana puedes ser tú!", decenas de damnificados del Multifamiliar Tlalpan, un edificio de departamentos ubicado al sur de Ciudad de México, recordaron aquél trágico 2017 en el que perdieron sus hogares y familiares.

"Solía vivir aquí con mi madre, pero la torre colapsó y ella murió", contó nostálgico Jesús Bazurto, uno de los damnificados de un edificio conocido como 1C, que en el derrumbe dejó nueve fallecidos, entre ellos cuatro niños.

El desplome de esa estructura fue uno de los más dramáticos porque rescatistas mexicanos, japoneses, israelíes y estadounidenses buscaron durante días a posibles sobrevivientes. Los otros nueve edificios que conforman ese conjunto habitacional de la década de 1950 fueron sometidos a trabajos de rehabilitación, y aunque las autoridades capitalinas se comprometieron a entregarlos en julio pasado, según los vecinos, aún no hay una fecha exacta.

"Somos más de 2.500 familias damnificadas. Las autoridades capitalinas no han cumplido, y las constructoras nos han engañado, les hemos entregado todos nuestros fondos y aún no hay fecha para regresar a casa", dijo Olga, una mujer de 64 años.

La alcaldesa de la capital mexicana, Claudia Sheinbaum, dijo esta semana, durante su primer informe de gobierno, que de los 403 edificios afectados, "43 ya fueron entregados, 58 están en rehabilitación y 261 están por iniciar su rehabilitación o reconstrucción".

Comentarios