Noticias

Oxitocina: la hormona del amor

Tiene un efecto bastante similar al que producen el alcohol y las drogas

Mariana Ley
Por Mariana Ley Sábado 04 de Noviembre de 2017
  • Foto: Pixabay.

    Foto: Pixabay.

Esta hormona es producida por el hipotálamo y, una vez liberada, es la que permite desarrollar relaciones sociales saludables y fortalecer los lazos entre parejas sentimentales.

Dentro de una relación amorosa a largo plazo permite también centrarse en tener y conservar una sola pareja, pues está demostrado que una persona aumenta su atractivo en percepción del otro.

Foto: Pexels.

La oxitocina estimula el centro de recompensa en el cerebro y actúa como una especie de droga, de aquí se explica por qué al terminar una relación las personas pueden llegar a deprimirse; en este caso los niveles de oxitocina disminuyen.

Este compuesto químico resulta indispensable para nuestro diario vivir, puesto que coordina el funcionamiento psicológico, emocional y social. Sin duda alguna intensifica las emociones cuando es necesario, permitiendo un mejor control ante cualquier situación.

Foto: Pixabay.

Según vix, algunos estudios científicos han demostrado que los altos niveles de esta hormona incluso permiten que un hombre tenga una mejor relación con su hijo recién nacido; los sensibiliza y se predisponen a pasar más y mejor tiempo con el pequeño.

La hormona del amor se manifiesta dentro de muchos casos en los que interfieren precisamente los sentimientos y las emociones, ya que incluso puede ser la causante de sentir los típicos nervios, o el estrés, que produce un evento social.

Foto: Pxhere.

La revista Neuroscience and Biobehavioral Reviews recoge un estudio realizado por la Universidad de Birmingham, el cual confirma la similitud de efectos que tiene esta hormona con el alcohol.

Experimentos y más estudios sobre estos factores han arrojado que el consumo frecuente de ambos, y en cantidades mayores a las normales, puede provocar más agresividad y más envidia.

Foto: Flickr.

Asimismo desinhibe y disminuye la sensación de miedo ante algunas situaciones, lo que provoca que la confianza aumente: esto no pasaría dentro de circunstancias normales.

El amor, el miedo, los trastornos alimenticios, la facilidad para mentir, los momentos de intimidad sexual, así como la elección de pareja y la relación hacia las mascotas parecen tener una explicación científica, relacionada a la famosa hormona del amor.

Foto: Pxhere.

Comentarios