Noticias

¿Qué es el 'upskirting'?

Un tipo de acoso sexual que todavía no es considerado como delito

Mariana Ley
Por Mariana Ley Domingo 19 de Noviembre de 2017
  • Imagen temática de internet.

    Imagen temática de internet.

Se trata de una 'nueva' forma de acoso, principalmente callejero; el término proviene de "up", que significa arriba y "skirt" que es falda, por lo que su traducción textual sería: levantando faldas. 

Esto consiste en tomar fotografías por debajo de la falda de las mujeres sin su consentimiento, permitiendo ver su ropa interior. 

Foto temática/Pixabay.

A raíz de un caso que una joven dejó conocer en Instagram, el gobierno británico está considerando prohibirlo, o sea, que quede estipulado como un delito de acoso, así lo informó David Lidington, secretario de Justicia. 

Esta práctica se popularizó y comenzó a ser habitual en los trenes, subterráneos y autobuses de Londres.  

Como lo indica Clarín, Lidington pretende tomarse ese tema "muy en serio" y está buscando asesoría legal para ver si puede agregarse a la Ley de Delitos Sexuales de 2003. 

 

Una publicación compartida de Pantyhose4every1 (@pths4ever) el

En otros países, como Escocia, sacar fotografías en los autobuses o trenes, y sin consentimiento, es ilegal, entendido como acoso sexual.

La problemática salió a relucir a raíz de que una joven de ese país, Gina Martin, iniciara una campaña en las redes sociales para que la práctica sea penalizada, debido a un percance que también compartió públicamente. 

Este verano, la joven asistió a un festival de música de Hyde Park en Londres; durante el show conoció a dos hombres con los que entabló conversación, hasta que luego notó que uno de ellos le había tomado una foto sin decirle, donde se veía claramente su ropa interior. 

Como era de esperarse Gina realizó la denuncia a la policía correspondiente, sin embargo, después de unos días su caso fue cerrado, ya que consideraron que su zona íntima salía 'cubierta' así que no era gráfica, aun cuando se veía más de lo debido. 

Imagen temática/Pixabay.

El argumento de la autoridad fue que ella se encontraba en un lugar público y que por ello no consideraban que hubiera irrumpido en su intimidad, pues tampoco se le veía el rostro. 

Sin embargo, para que el delito se hubiera considerado voyeurismo dentro de la ley inglesa, la fotografía tendría que haberse tomado dentro de un lugar privado.

El voyeurismo es la búsqueda de placer sexual a través de la observación de otras personas en situaciones eróticas. 

Por eso, al sentirse ignorada, descargó su frustración en Instagram, lo que ocasionó que rápidamente otras mujeres se identificaran con dicha situación, al haber sido parte de ese abuso. 

Gina comenzó a juntar firmas dentro de un pedido en un portal de internet para que el upskirting sea considerado como delito sexual por todos los legisladores de su país. 

La Policía Metropolitana emitió un comunicado asegurando que diversas operaciones para atacar ese tipo de comportamiento se están llevando a cabo. 

En la ciudad de Nueva York ese tipo de abusos ya son penados por la ley, quienes lo cometen pueden recibir hasta cuatro años de cárcel. Lo más grave es que muchas veces esas fotografías terminan en internet. 

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR: