Noticias

Tenía tatuado "No resucitar" y los médicos no sabían si salvarlo o dejarlo morir

En 2012 un hombre con el mismo tipo de tatuaje aseguró que se lo había hecho "en broma"

Mariana Ley
Por Mariana Ley Viernes 01 de Diciembre de 2017
  • Imagen ilustrativa/Pixabay.

    Imagen ilustrativa/Pixabay.

Florida, Estados Unidos.- Doctores del área de cuidados intensivos de un hospital en Florida entraron en un gran dilema cuando recibieron a un paciente inconsciente en estado de gravedad que tenía tatuada la frase "No resucitar" en el pecho, como indica Milenio.

En principio los médicos hicieron caso omiso de la petición grabada en la piel del hombre, por lo que de inmediato comenzaron a tratarlo, sin embargo, al notificar al equipo de ética, este pidió respetar la decisión del paciente.

"Sugirieron que era más razonable inferir que el tatuaje expresaba una preferencia auténtica", comentó Gregory Holt.

Holt es el autor del caso publicado en la revista New England Journal of Medicine, mismo en el que se especifica que el paciente tenía 70 años y contaba con antecedentes de diabetes, frecuencia cardíaca irregular y enfermedad pulmonar crónica.

DNR (Do Not resuscitate) o "No resucitar", es un documento a  modo de petición donde un paciente solicita con anterioridad el no recibir intervención médica, misma que podría haber sido a través de descargas eléctricas o intubaciones.

Debido a que en muchas ocasiones este tipo de casos terminan con el paciente conectado a una máquina 'de por vida'. 

Imagen ilustrativa/Pixabay.

En este particular caso el tatuaje a simple vista no significaba un documento DNR, por eso el equipo médico se vio en la necesidad de dialogar si debían respetarlo o no, pues muchas veces los tatuajes carecen de toda seriedad.

Los doctores no podían asegurar si el hombre tal vez no estaba en sus cinco sentidos cuando se lo realizó, o si probablemente habría cambiado de opinión, incluso podía tratarse de una broma.

En 2012 un paciente se realizó un tatuaje de DNR, pero más adelante confesó que se lo hizo porque creyó que nadie lo tomaría en serio. 

Imagen ilustrativa/Pixabay.

Mientras el equipo ético se encargaba del caso, en terapia intensiva se llevaron los procedimientos para mantener vivo al paciente del polémico tatuaje.

"Después de revisar el caso del paciente, los consultores de ética nos aconsejaron que respetáramos el tatuaje DNR del paciente", agregó Holt.

Posteriormente los médicos redactaron un documento DNR y el hombre falleció esa misma noche, sin ser sometido a intervención médica de alta intensidad. 

Imagen ilustrativa/Pixabay.

No obstante, el departamento de trabajo social del hospital encontró en el expediente del paciente un pedido de DNR "extrahospitalario" emitido por el Departamento de Salud de Florida, resultando en el final que el hombre mayor hubiera esperado. 

Kerry Bowman, bioético de la Universidad de Gizmodo expresó que los DNR de cualquier tipo no anulan los deseos expresados más recientemente.

"Mi posición sería que si alguien se toma la molestia de tener un DNR tatuado con una firma, eso indica un deseo fuerte y claro". 

Comentarios