Noticias

Con la "fiesta de huracán" esperan la llegada de Florence

En Wilmington, Carolina del Norte la gente se fue a los bares o se reunieron en su casa para esperar el ciclón tropical

<nt:author-name/>
Por La Sirena Jueves13 de Septiembre de 2018
  • Algunas personas esperaron mientras se divertían

    Algunas personas esperaron mientras se divertían | Foto: EFE

Estados Unidos.- La llegada del huracán Florence generó la evacuación de millones de personas, mientras que las que se mantuvieron en sus hogares se resguardaron.

>

Pero hay quienes no tuvieron precaución y se atrevieron a organizar la “fiesta de huracán”, en donde la pizza, cerveza y vodka no faltaron.

En las zonas propensas a sufrir este tipo de inclemencias este tipo de fiestas se han vuelto una tradición.

A las afueras de un bar en Wilmington, Carolina del Norte, se encuentra un letrero que dice “Manténganse alerta, manténganse a salvo, beba buena cerveza”.
“Florence odia la cerveza local”, dice en otro local. 

En el centro histórico de esa ciudad la mayoría de los bares estuvieron abiertos la noche del miércoles, mucho después de que las tiendas y negocios fueron cerradas y los empleados evacuados. 

Las “fiestas de huracanes” tienen sus propias reglas con las que se ayuda a calmar el miedo y así combatir también el aburrimiento por el encierro. 

Margot Stevens, quien se encontraba a una cuadra del río Cape Fear dentro de un bar explicó algunas reglas “antes del huracán, bebes. Durante el huracán, bebes. Después del huracán, bebes y lloras”. “No hay nada que puedas hacer para detenerlo, así que si tienes que morir, muere feliz”.

Algunas personas no acudieron a los bares, pero hicieron sus propias reuniones en sus casas, uno de ellos fue Aaron Yates quien dijo que “hubo más mensajes de Facebook acerca de que la licorería se cerraría temprano, que advertencias sobre el huracán”. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hurricane sangria. #florence

Una publicación compartida por Becky Lange (@automatik2) el

Por su parte Carla Mahaffee dijo que iba a estar con sus amigos como lo hacen con la presencia de los huracanes “bañera de hidromasaje, pizza y vodka”. “Los huracanes pueden ser aburridos. Para acabar con el aburrimiento, podemos terminar en la azotea jugando a ser ‘reporteros’ que luchan contra los elementos que vuelan y con micrófonos falsos”.

Con información de La Prensa

Comentarios