Noticias

"Niños Héroes"; la verdadera historia

Agustín Melgar, Juan Escutia, Fernando Montes de Oca, Juan de la Barrera, Vicente Suárez y Francisco Márquez, son los nombres de los niños héroes que conocemos

<nt:author-name/>
Por La Sirena Jueves13 de Septiembre de 2018
  • La verdadera historia de los niños héroes de Chapultepec

    La verdadera historia de los niños héroes de Chapultepec | Foto: Wikimedia Commons

Agustín Melgar, Juan Escutia, Fernando Montes de Oca, Juan de la Barrera, Vicente Suárez y Francisco Márquez, fueron los niños héroes que se presume, dieron su vida por defender la patria el 13 de septiembre de 1847, en la conocida Batalla de Chapultepec, pero ¿qué hay de cierto sobre esto? 

Lee también: Libro de texto confunde a famosa banda de rock estadounidense con jóvenes mexicanos

Según la historia, que nos enseñaron desde el preescolar, fueron más de 50 alumnos del Colegio Militar de entre 12 y 18 años, quienes se enfrentaron a los estadounidenses pese a que el director les había dicho que se fueran a sus casas, sin embargo solo se recuerda a seis de ellos, el más popular, Juan Escuitia, quien se envolvió en la bandera mexicana y arrojó al vacío al sentir que habían perdido la batalla, para evitar ser capturado como enemigo. 

Lee también: Curiosidades de Ignacio Allende ¿Qué dice la historia de él?

Sin embargo, hay otra versión sobre los “niños héroes”, en la cual se dice que Juan Escutia no se arrojó sino que “cayó al vacío por ebrio” y los “niños héroes”, en realidad eran prisioneros en el castillo y no cadetes, como se nos había hecho creer.

De acuerdo con Cultura Colectiva, la batalla cobró importancia por la necesidad política del entonces presidente de México, Miguel Alemán. 

Recibe las mejores noticias en WhatsApp:

Algunos historiadores, como Amparo Gómez, creen que “es imposible que Juan Escutia saltara desde la torre que tenía el Alcázar en esa época y cayera hasta fue encontrado su cuerpo”.

Añadió que "hubiese necesitado alas para caer hasta donde fue encontrado". 

Por su parte, el historiador Salvador Rueda dijo a Quadratín México, que "todo eso conforma una carga simbólica del pasado y en ella es tan histórico lo sucedido con exactitud, como la interpretación que se dio después".

Afirmó que "la historia, como diría Borges es no solamente lo que pasó, sino lo que creemos que pasó y lo que hubiéramos querido que pasara". 

Únete a nuestro Telegram: 

Según el investigador, en un principio la derrota de Chapultepec fue vista con mucha vergüenza, pues los generales habían cometido muchos errores, pero luego la percepción cambió, y varias décadas después fue muy fácil difundir el sacrificio de los jóvenes. 

"Aún cuando el conocimiento era inmediato, su valoración no lo fue. Requirió distancia entre el momento de la Batalla y en que pensáramos en el cadete que se arrojó con la bandera. Esta parte alegórica se creo después de 1872, porque durante La Reforma no se quiso dar importancia a todo lo relacionado con la batalla", mencionó Rueda. 

Según el investigador, no importa si esto en realidad pasó o no, pues carece de importancia.

Si pasó o no, carece de importancia, la gracia de todo esto es el valor simbólico, la voluntad de sacrificarse es un ejemplo de pundonor que hace al relato muy cercano a la mitología", afirmó Salvador.

El Castillo de Chapultepec se encuentra en el centro del Bosque de Chapultepec, en él se creo el Museo Nacional de Historia y a sus alrededores se encuentran placas en las que se conmemoran y dan a conocer los lugares en los que murieron los “niños héroes”.

Comentarios