Pasión

Asesinan a "El Oso" Pereyra de la 12, barra de Boca Juniors

Gustavo había sido detenido en varias ocasiones debido a disturbios 

Yesenia Herrera
Por Yesenia Herrera Miércoles 22 de Noviembre de 2017
  • Las barras son los grupos de fanáticos. Foto: Flickr

    Las barras son los grupos de fanáticos. Foto: Flickr

Argentina.- El histórico barra de La Doce, Gustavo “El Oso” Pereyra fue asesinado la madrugada del día de hoy de siete balazos mientras se encontraba con su madre en su departamento del Barrio Don Orine, de Claypole. Los barras son los encargados en el futbol de alentar a los jugadores.

Gustavo fue trasladado aún con vida al Hospital Arturo Oñativa de Rafael Calzada donde lamentablemente falleció debido a la gravedad de sus lesiones. Un grupo de barras del Boca en el sector residente de Pereyra se apresuraron a l hospital donde se encontraba Pereyra.

El día de hoy se llevará a cabo la autopsia del cuerpo de “El Oso” Pereyra en la morgue judicial de Lomas de Zamora.

La madre de Gustavo, Elvía Lucía Pérez, declaró a los efectivos del Grupo Táctico Operativo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires que un hombre calvo, con pocos pelos en los costados, gordo y panzón de aproximadamente 40 a 45 años se presentó esa mañana en su casa y preguntó por su hijo, cuando él salió a atenderlo ella se retiró a la cocina desde donde pudo oir las detonaciones de un arma, por lo que se dirigió de inmediato a donde se encontraba su hijo al que encontró tendido en el piso con varias heridas.

Los peritos de la policía identificaron en el lugar siete cartuchos percutidos provenientes de un arma 9 milímetros, así como dos plomos del mismo calibre y tomaron muestras del material genético del lugar para exámenes que se requieran.

Pereyra era unos de los hombres con mayor prestigio de la barra de Boca estando durante mucho tiempo como mano derecha de Rafael Di Zeo con el que en últimos años estaba distanciado. Actualmente era líder del sector disidente de La Doce de la mano de Fido Debaux y la “barra de Lomas” (de Zamora), que disputa en poder a la conducción de los hermanos Di Zeo y Mauro Martín.

Pereyra y Di Zeo fueron acusados y condenados por los incidentes registrados en el amistoso que se disputo con Chacarita en la Mombonera en marzo de 1999, considerado uno de los episodios más sangrientos del futbol argentino. Ambos tuvieron la misma condena de tres años y 10 meses de cárcel.

En los hechos violentos Pereyra fue acusado de agredir con un palo a Daniel Pajarito Benedetti que fue agredido y robado.

Más adelante en 2003 Pereyra fue acusado nuevamente de crear disturbios cuando el Boca recibió a Chacarita en la quinta fecha del torneo de apertura del futbol de Argentina, donde fue acusado junto a los hermanos Rafael y Fernando Di Zeo, Diego Rodríguez, Fabian, Krueger y Juan Castro.

La última detención de Pereyra fue el 27 de septiembre de este año al ser detenido junto a otro barra de River, Jonathan Kresta con quien compartió siendo barra de Claypole donde formaban parte de una ONG encargada de obtener recursos para acudir al Mundial del 2018 en Rusia. Este último arresto se dio cuando ingresaron a la cancha El Porvenir donde Claypole disputaba partido contra Victoriano Arenas por la primera D última categoría para el ascenso.

La Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte cuyo líder es Juan Manuel Lugones aseguró que los barrabravas no son hinchas de los clubes sino de las barras. Y un día son de Claypole, y al otro de River y al otro de Boca. El único objetivo de tener una organización(refiriéndose a la ONG) así es ir al mundial. Información de El Clarín.

Comentarios