Opinión

Inicio misógino y final de película

<nt:author-name/>
Por La Sirena Sábado25 de Noviembre de 2017

Aunque su inicio fue polémico y con tintes racistas, el cierre de la Liga MX Femenil fue atractivo, lleno de emociones y buen futbol.

Ayer las Chivas del Guadalajara le dieron la vuelta a un marcador adverso del juego de ida de 2-0 para ganar la vuelta 3-0 a Pachuca y levantar el título de la primera edición del circuito femenil.

Antes del arranque de la campaña salió a la luz pública que los directivos de la liga pusieron en la mesa dos reglas claramente discriminatorias y que sacudió a organismos civiles que apoyan a la mujer. Esto lo declaró una jugadora de manera discrecional ya que el cuadro se hizo bajo la mesa y con amenazas de los directivos.

La primera es que las jugadoras no deberían revelar si mantenían relaciones homosexuales, dicho de manera más sencilla, que no dijeran que eran lesbianas. Cada futbolista debería evitar tener actitudes demasiado masculinas.

La segunda era que no podían embarazarse, cuando esto es algo natural en la mujer y es ella quien debe de definir los tiempos para entrar es gestación.

Sería tonto pensar que una jugadora profesional busque embarazarse durante el desarrollo de la liga, pero por si acaso, los directivos optaron primero poner sus reglas y si alguna lo llega a hacer, enseguida se anularía el contrato.

Pese a esto, las jugadoras mostraron que en México el nivel femenil es bueno y la fase de finales resultó atractiva para los que gustamos del futbol.

El estadio Jalisco donde se jugó la final de vuelta recibió a poco más de 32 mil aficionados, lo que es algo relevante para la liga. Chivas fue el campeón pero creo que en esta campaña ganaron todos los equipos.

Esto pese a las actitudes misóginas de los directivos que tendrán que replantear sus ideas y dejar que las futbolistas jueguen, actúen y hagan de su vida lo que ellas quieran.

Comentarios